https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Prueba a fondo del DS9 E-Tense: Nacido para viajar

Devorador de kilómetros con un consumo contenido si se aprovecha su tecnología híbrida enchufable

M. T. RODRÍGUEZ Santander

La carretera es el hábitat natural del DS9, el heredero del legendario modelo nacido en 1955 y que se convirtió en el objeto de deseo de altos directivos y dirigentes políticos. Por su forma estilizada y sus líneas aerodinámicas esta berlina es ideal para viajar. Y viajar y verano se convierten en sinónimo, por lo que DS9 es posiblemente el modelo ideal para unas vacaciones.

El equilibrio de sus líneas, con unas proporciones perfectas que llaman la atención, diluyen sus casi cinco metros de longitud y exteriormente no da sensación de ser tan grande. Sin embargo, en su interior el espacio es más que evidente, con gran amplitud, especialmente para los asientos traseros, y un maletero de 510 litros capaz de tragar el equipaje, que es especialmente importante en unas vacaciones largas.

Nacido para devorar kilómetros, los trayectos de más de 1.000 kilómetros que hemos realizado se han convertido en paseos. Al ser el modelo de prueba el E-Tense (híbrido enchufable) de 240 CV hemos podido disfrutar de la suave conducción en modo eléctrico una vez llegados al destino vacacional, lo que se traduce en un ahorro importante en gasolina porque normalmente no hacemos más de 50 kilómetros diarios en esos trayectos cortos. El hándicap lo tenemos durante el viaje hasta nuestro alojamiento veraniego, ahí el depósito de 42 litros puede ser un poco justo si pretendemos no parar a repostar, pero conduciendo en modo híbrido con las baterías cargadas al 100% podemos lograr más de 500 kilómetros de autonomía y un consumo muy contenido.

Como su icónico antecesor, el DS Tiburón, el DS 9 impone el sello del savoir-faire del lujo francés, la elegancia sofisticada y las tecnologías más avanzadas. Ofrece prestaciones y una comodidad de referencia para todos sus ocupantes en un entorno en el que se respira el refinamiento de materiales nobles en una categoría que es, desde siempre sinónimo de placer, sofisticación y prestaciones. Desde el primer vistazo, el DS 9 se convierte en un imán para los ojos de los peatones, que no pueden evitar girarse o parar a contemplarlo.

A bordo integra una carga tecnológica de última generación. Pero lo más importante es que es una tecnología muy intuitiva, por lo que el conductor es capaz de sacar todo el rendimiento y ventajas. Destacan funciones como el DS Connected Pilot, que anticipa el vehículo autónomo, o DS Park Pilot, que permite el estacionamiento automático. En cuanto a las prestaciones, destaca la DS Active Scan Suspensión, un sistema activo que detecta y anticipa las imperfecciones de la carretera para gestionar continuamente los amortiguadores. Por su parte, el sistema de iluminación Active DS LED Vision, se adapta, en anchura y en alcance, a las condiciones de la carretera y a la velocidad del vehículo.

En el interior, hay que destacar el refinamiento de los materiales nobles, con un salpicadero completamente revestido de Cuero Nappa y con la tapicería Bracelet en los asientos, acompañan el cuidado que se da a cada detalle. Los toques de cristal, el Alcántara que cubre todo el techo y los parasoles, y las empuñaduras forradas en cuero, invitan a disfrutar del viaje y las sensaciones.

Bajo el capó, el DS 9 E-Tense incorpora todo lo aprendido en la Fórmula E (competición de la que DS es campeón del mundo) a la hora de combinar un motor de gasolina de 220 CV y otro eléctrico de 110 CV, lo que da cómo resultado 360 CV.

Ficha técnica

Motor: gasolina de 220 CV y eléctrico de 110 Medidas (largo / ancho / alto, en metros): 4,934 / 1,855 / 1,46 Maletero: 510 litros Consumo: Desde 1,5 litros a los 100 km Autonomía en modo eléctrico: 48 kilómetros Velocidad máxima: 240 km/h Aceleración: 8,3 segundos de 0 a 100 km/h Precio: desde 55.631 euros