https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Ford Kuga PHEV: 225 CV con el mínimo consumo

En su cuarta generación el modelo 'made in Spain' se convierte en una buena alternativa como coche familiar para uso urbano y viar sin miedo a quedarse sin autonomía

PATXI FERNÁNDEZ Madrid

Los modelos híbridos enchufables se están convirtiendo en el 'éxito de loa temporada', ya que con ellos se puede hacer frente a las limitaciones medioambientales de las ciudades sin el temor a quedarse sin autonomía cuando se plantea un viaje de larga distancia en un coche eléctrico. Reúnen lo mejor de los dos mundos, la carburación y la hibridación, aunque normalmente tienen el problema de elevar sus consumos de forma importante una vez que se agota la batería. Pero como veremos, con el Ford Kuga PHEV que hemos probado, este principio no se cumple.

Para poner un poco de orden, en primer lugar conviene destacar que este coche ha sido el primer híbrido enchufable fabricado en España. De la planta de Ford en Almussafes sale la cuarta generación del Kuga, y en concreto esta versión equipada con un motor de 2,5 litros, de 225 CV y con el acabado superior Vignale, a la venta por 42.735 € (aunque la gama híbrida enchufable arranca en los 37.848, y el modelo Kuga está a la venta por unos 28.000 euros en su versión de gasolina y 120 CV).

Nuestro coche de prueba monta un combina un motor de gasolina de 152 CVy lo combina con otro eléctrico de 132 CV, que dan una potencia conjunta de 224 caballos. La batería nos da una autonomía en modo 100% eléctrico de 56 km, por lo que disponemos del distintivo medioambiental 'Cero' de la DGT, con el que podemos acceder sin problemas a las zonas de bajas emisiones de las ciudades. Podemos elegir el modo de conducción, por lo que los recorridos diarios más habituales es posible hacerlos íntegramente en modo eléctrico, ahorrando una importante cantidad de dinero en gasolina. Eso sí, es imprescindible para ello contar con un enchufe, bien en el puesto de trabajo o en el domicilio, donde poder recargarlo por las noches, como hacemos habitualmente con el teléfono móvil.

Si en vez de circular 100% en eléctrico cedemos la gestión a la electrónica del coche, es posible hacer en los tramos urbanos e interurbanos consumos realmente buenos, en torno a 1 l/100 km según las cifras homologadas, y un poco por encima del litro y medio según nuestra experiencia práctica.

Nuestro temor era el consumo real en carretera, una vez agotada la batería. Y la prueba la hicimos en un recorrido de 191 km, entre Madrid y El Barco de Ávila, en un tramo de autopista y carretera nacional que incluía la subida al Puerto de Villatoro. Todo un reto del que nuestro Kuga salió triunfante. Respetando las velocidades máximas permitidas, el coche logró una media de consumo en todo este trayecto de tan solo 4,5 l/100 km, cifras a las que tan solo estábamos acostumbrados con coches diésel.

Para un coche de carácter familiar, con un tamaño considerable y un peso que supera los 1.905 kilos, una aceleración de 9,2 segundos para pasar de 0 a 100 km/h, y una velocidad punta de 200 km/h, son unas cifras muy buenas. Tiene además un muy buen comportamiento, con una suspensión firme que en algunos casos puede llegar a notarse algo dura (sobre todo en las zonas muy bacheadas), pero que permite realizar un tipo de conducción que, sin llegar a ser deportiva, sí que resulte divertida. Permite adicionalmente al modo térmico o eléctrico e híbrido, seleccionar entre los tipos de conducción que más se ajusten al terreno o a nuestros gustos: Eco, Normal, Deportivo, Resbaladizo, Nieve/Arena. En general no se notan excesivos balanceos de la carrocería, y la aerodinámica ayuda en la ausencia general de ruidos molestos.

Ficha técnica:

Motor: gasolina/híbrido enchufable de 225 CV

Velocidad máxima: 200 km/h

Consumo medio: 1 l/100 km

Emisiones CO2: 22 g/km

Largo/ancho/alto (en metros): 4,61/1,88/1,67

Maletero: de 411 a 1.481 litros

Precio: Unidad probada Kuga Vignale 2.5 PHEV 42.735

Precio gama: desde 28.603 Ford Kuga Titanium gasolina 1.5 de 120 CV

En el interior, el Kuga es un vehículo amplio. Pueden viajar perfectamente cinco adultos, aunque cuatro es sin duda la cifra ideal. Destaca el espacio de las plazas traseras, en las que disponemos de unos asientos correderos con 15 cm de desplazamiento, lo que nos permite elegir entre más espacio para el maletero (de 411 a 581 litros, ampliable a 1.481 si abatimos completamente los asientos traseros) o para las piernas de los ocupantes.

En cuanto al equipamiento, en esta versión Vignale 'tope de gama' nos e echa absolumtanete nada en falta. Llantas de aleación de 18 pulgadas, portón trasero automático, faros Full LED, cuadro de mandos digital de 12.3'' y sistema de audio B&O, sensores de parking delanteros y traseros, volante, parabrisas, y asientos delanteros y traseros calefactados... y asisntentes a la conducción como el Control de Crucero Adaptativo con Stop & Go, el Reconocimiento de Señales de Velocidad y la función de Centrado en Carril.