https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Ford Explorer: espacio, poderío americano y etiqueta Cero

Disponible únicamente con una mecánica V6 híbrida enchufable, su principal atributo es la amplitud de sus siete plazas

U. MEZCUA

Espacio para que siete adultos puedan viajar con confort, un brío sorprendente y la etiqueta Cero emisiones sobre el parabrisas son las tres grandes virtudes del Ford Explorer. La casa americana ha juntado todo ello en el turismo de mayores dimensiones que comercializa en Europa, con 5,06 metros de longitud, que viene respaldado además por un precio de partida de 73.300, muy competitivo para su nivel de equipamiento y prestaciones. De hecho tan solo se ofrece con un único nivel de equipamiento, ST-Line, que incluye asientos de cuero calefactados y ventilados y un enorme techo panorámico abrible.

Fotogalería: Ford Explorer 2022

Galería. Fotogalería: Ford Explorer 2022

Bajo el imponente capó se esconde un conjunto mecánico de 457 CV, resultante sumar un motor de gasolina EcoBoost V6 de tres litros y 363 CV a uno eléctrico de 102 CV asociado a una batería de 13,6 kWh situada bajo la segunda fila de asientos. La respuesta dinámica es sensacional, inesperada para una mole de 2.466 kilogramos de peso, que aunque se siente pesado (porque lo es) se maneja con inesperada soltura y responde bien, incluso en tramos revirados.

El conjunto mecánico se asocia a una caja automática de diez velocidades, accionada mediante un mando giratorio pero con levas en el volante para poder usarla de forma manual. La tracción es total de tipo inteligente, dado que adapta el reparto del par en función de los sensores instalados en el vehículo, y permite afrontar con mucha solvencia terrenos rotos o sin asfaltar. En esas zonas ayudan los modos de conducción Resbaladizo y Nieve/Arena Profunda, que se suman a los Normal, Sport (deportivo), Pista, Remolque y Eco disponibles también en el selector.

En el empuje se combinan la mecánica térmica y la eléctrica, que por cierto puede impulsar al vehículo durante 48 kilómetros, reduciendo los consumos al entorno de los dos litros a los cien kilómetros. Cuando la batería se agota, no obstante, el gasto en carburante se dispara hasta el entorno de los 9 litros en el ámbito interurbano, y por encima de los diez en ciudad, pese a que el sistema continúa funcionando como un híbrido convencional (aprovechando la energía de las frenadas).

Su mejor atributo, como ya hemos mencionado, es el enorme espacio interior en el habitáculo, siendo de los pocos coches en el mercado que permiten a siete adultos viajar con confort. Los pasajeros de la última fila de asientos, eso sí, irán algo menos cómodos que los ubicados en la fila intermedia, pero no mucho más. Por cierto, sus asientos se pliegan y despliegan de manera automática, mediante una botonería ubicada en el maletero. Además, la fila intermedia se puede desplazar, aunque únicamente los dos asientos laterales.

Su gran habitabilidad, sin embargo, va ligado a su talón de Aquiles: sus enormes dimensiones, que lo hacen poco práctico en las congestionadas ciudades europeas. En el apartado de la maniobrabilidad cabe mencionar además que la colocación en horizontal de la pantalla central (de 10,1 pulgadas), donde se muestra la imagen de las cámaras de aparcamiento, dificulta apreciar los detalles a la hora de aparcar o desaparcar.

Pese a ello, especialmente fuera de las ciudades, se desempeña como un coche cómodo y viajero, con un aislamiento acústico además muy correcto. El maletero es, además, sobresaliente: 240 litros si llevamos seis acompañantes, 635 litros con la tercera fila plegada, y unos increíbles 2.274 litros a cambio de renunciar también a la fila intermedia de asientos, un volumen más propio de un vehículo comercial que de un turismo.

Ficha técnica

- Motor: V6 3.0 + eléctrico. Conjunto de 456 CV

- Transmisión: automática de 10 velocidades

- Tracción: total

- Autonomía eléctrica: 48 kilómetros

- Consumo medio homologado: 3,1 litros a los cien kilómetros

- Precio: 73.300 euros