https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

bZ4X.

Primer vehículo eléctrico de la nueva marca bZ de Toyota

Toyota bZ4X, un compacto SUV eléctrico con tracción total y baterías de excepcional calidad y durabilidad

MANU CORTÉS

Toyota presentará a primeros de diciembre el nuevo bZ4X, el primer modelo de una nueva serie de vehículos eléctricos denominada beyond Zero (en español, más allá de cero). El bZ4X es el primer vehículo fabricado en la nueva plataforma específica para modelos eléctricos de la compañía nipona. La incorporación de la batería como parte integral del chasis, bajo el piso, ofrece ventajas fundamentales, como un bajo centro de gravedad, un equilibrado reparto de pesos entre los ejes delantero y trasero y una elevada rigidez de la carrocería, lo que da lugar a una mayor seguridad y confort de marcha.

Se espera que la batería funcione aún al 90% de su capacidad original, en un periodo de uso útil de 10 años o 240.000 kilómetros. El bZ4X está disponible con un sistema de tracción total, con motores eléctricos independientes para cada eje; las versiones de acceso a la gama dispondrán de tracción delantera. La larga distancia entre ejes (casi 3 metros) da lugar a una gran amplitud dentro del habitáculo, de cinco plazas, y también a un generoso maletero de hasta 425 litros de capacidad.

La marca no ha comunicado oficialmente la longitud de la carrocería del bZ4X pero, en comparación con el Toyota RAV4, las dimensiones exteriores (que se pueden situar en torno a los 4,40 metros) ilustran las ventajas de diseño inherentes a la nueva plataforma. Por ejemplo, el bZ4X tiene una altura total 85 mm menor, unos voladizos más cortos y 160 mm más de distancia entre ejes que RAV4. La línea del capo también se ha rebajado 50 mm, y la agilidad general se refleja en un ángulo de giro líder en la categoría, de 5,7 metros.

Con la batería totalmente cargada, se anuncia para el huevo SUV compacto de Toyota una autonomía de más de 450 kilómetros. El bZ4X ofrecerá asimismo nuevas tecnológicas, como un panel solar en el techo para ayudar a cargar la batería mientas circula o está aparcado, y la tercera generación del sistema de seguridad activa Safety Sense, con prestaciones mejoradas de asistencia al conductor. El bZ4X se presentará oficialmente el próximo 2 de diciembre, para posteriormente abrirse un proceso de reserva online para aquellos clientes que quieran ser los primeros en poder asegurarse una de las primeras unidades que se fabricarán.

bZ4X.

Toyota ha desarrollado un diseño elegante y robusto para el bZ4X, que se adapta tanto a la conducción urbana como al campo, fusionando la imagen de un modelo eléctrico con las cualidades de un todocamino. La apariencia frontal resulta elegante, sin ninguna decoración superflua. Se distingue por una nueva forma de «martillo» en el frontal, con unos finos faros frontales. Lateralmente, la silueta dispone de una reducida altura global y una baja línea de cintura que refleja el bajo centro de gravedad conseguido con la nueva plataforma . Las molduras de los pasos de ruedas y las grandes llantas de aleación, de hasta 20 pulgadas de diámetro, próximas a las esquinas de la carrocería, expresan el carácter de auténtico todocamino del nuevo bZ4x.

El diseño incorpora elementos aerodinámicos que contribuyen a mejorar el consumo y la autonomía. Es el caso de unas profundas aberturas en las esquinas del paragolpes frontal, la cubierta integral del chasis inferior, un alerón de techo dividido y un alerón trasero. La parrilla delantera cuenta con una persiana que se regula para canalizar el aire para refrigerar la batería y ayuda a reducir la resistencia al viento. En el habitáculo, el cuadro de mandos está situado más abajo de lo habitual , lo que potencia la sensación de amplitud y la visibilidad hacia delante. El principio de «la vista en la carretera, las manos en el volante» se refuerza con una pantalla informativa de 7 pulgadas situada en la línea de visión del conductor, por encima del borde del volante, para que pueda ver los indicadores sin apenas mover los ojos.

Gran rendimiento

El Toyota bZ4X con tracción delantera monta un motor eléctrico de 150 kW con una gran respuesta. Desarrolla 204 caballos y 265 newton-metro de par-motor, lo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 8,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 160 km/h. El modelo con tracción total genera una potencia máxima de 217,5 CV, con 336 n-m de par, igual velocidad punta y pasa de 0 a 100 km/h en 7,7 segundos.

Gracias a un sistema de calefacción con bomba de calor, se mantiene la fiabilidad a temperaturas bajo cero, con apenas una mínima reducción de la autonomía en comparación con modelos parecidos. La batería se puede cargar rápidamente al 80% de su capacidad en unos 30 minutos con un sistema de carga ultrarrápida de 150 kW (de los que, por desgracia, en nuestras carreteras y ciudades, brillan por su ausencia). Para cargas normales, en el garaje de casa (mediante un cargador tipo wall-box) o en estaciones públicas de carga de hasta 50 kW, el nuevo Toyota bZX4 contará con cargador trifásico de 11 kW a bordo.

La autonomía es un aspecto crítico para los potenciales clientes de vehículos eléctricos, y Toyota ha aplicado más de 25 años de experiencia en el desarrollo de baterías de alta capacidad para garantizar no solo que el bZ4X ofrece tranquilidad en términos de la distancia que puede recorrer (hasta 450 kilómetros con una sola carga), sino también la seguridad de que esa capacidad se puede mantener año tras año. Una de las claves de la calidad y durabilidad de la batería es el control múltiple del voltaje, la intensidad y la temperatura, a nivel de cada celda. Si se detecta una generación anómala de calor, se activan automáticamente los controles oportunos. Por primera vez en un Toyota, la batería del bZX4 está refrigerada por agua.

La autonomía del bZ4X se puede ampliar con el uso de un techo con panel solar opcional, que capta la energía solar y genera electricidad sin coste para cargar la batería y así propulsar el vehículo. Se puede utilizar tanto con el vehículo encendido como apagado. Toyota calcula que puede acumular suficiente energía a lo largo de un año como para circular 1.800 km. El bZ4X también incorporará la tercera generación del sistema Toyota Safety Sense, con funciones nuevas y mejoradas que ofrecen protección contra un abanico aún mayor de riesgos habituales de accidente. Al expandir el rango de detección del radar de ondas milimétricas y la cámara, el rendimiento de cada función ha mejorado. Entre las novedades, destaca una expansión del sistema de seguridad precolisión para detectar vehículos que circulen en sentido contrario e invadan el carril, suprimir la aceleración a baja velocidad y proporcionar asistencia para frenadas de emergencia.

Tecnologías de vanguardia

Toyota ha colaborado con Subaru, socio de desarrollo en este proyecto, para el diseño de un nuevo sistema de tracción total. El resultado es una mayor seguridad al circular en condiciones complicadas, y confiere al nuevo SUV compacto japonés la capacidad de un auténtico todo terreno. El modelo bZX4 con tracción total monta unos motores de 80 kW independientes en los ejes delantero y trasero. También se puede optar por la función X Mode, con distintos modos de conducción, para adaptarse mejor a las circunstancias con ajustes para nieve o barro -por debajo de 20 km/hora- y control del agarre para una conducción todo terreno más ruda, por debajo de 10 km/hora.

Para más adelante, el bZ4X también será el primer modelo de Toyota que dispondrá del sistema de dirección por cable One Motion Grip. Este sistema electrónico prescindirá de la conexión mecánica entre el volante y las ruedas delanteras, y ajustará el ángulo de los neumáticos con precisión según la intención del conductor. Además, deja más espacio para las piernas, con lo que da más libertad a la posición de conducción y facilita la entrada y salida del coche. El volante tradicional se sustituye por el control One Motion Grip, cuyo funcionamiento resulta mucho más fácil y fluido, sin necesidad de cruzar los brazos al girar. Así, se puede llegar de tope a tope con solo girar 150 grados. Puesto que el sistema no tiene conexiones físicas, se suprimen las posibles vibraciones de los neumáticos en la dirección, pero el conductor sigue pudiendo notar sensaciones como las irregularidades de la superficie por la que se transita.

Temas

Toyota