https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Por qué el Toyota RAV4 Plug-in sigue siendo el líder de su categoría

El modelo de referencia del mercado SUV, ahora incorpora tecnología híbrida enchufable que le dota de un motor de 306 CV y una autonomía eléctrica de 75 kilómetros con un precio desde 49.500 euros

NOELIA SOAGE VALLADOLID

Desde su lanzamiento en 1994, el Toyota RAV4 no ha dejado de evolucionar al ritmo de las necesidades y preferencias cambiantes de los clientes, con unos niveles de calidad, estilo, rendimiento y versatilidad que han confirmado su posición como uno de los vehículos más vendidos del mundo y todo un referente en el segmento SUV. Por ello, y a partir del éxito de este todocamino como pionero de la tecnología híbrida eléctrica, Toyota lanza ahora el nuevo RAV4 Plug-in hybrid, el nuevo estandarte de su gama híbrida, con una potencia de 306 CV (eléctrico delantero de 134 kW y trasero de 40 kW, aunado a un térmico de 185 CV y una batería de 18,1 kWh), 75 kilómetros de autonomía cero emisiones (hasta 98 en el caso de usarlo solo en ciudad), y solo 1 l/100 km de consumo si se hace un uso correcto de esta tecnología, es decir, si se 'enchufa'. Y tan solo necesita aproximadamente 2,5 horas en un Wallbox.

Fotogalería: Toyota RAV4 Plug-in

Galería. Fotogalería: Toyota RAV4 Plug-in

Ya disponible para pedidos, este modelo parte de los 49.500 euros. Las primeras unidades llegarán en el mes de julio. El nuevo RAV4 Plug-in ofrece lo mejor de dos mundos: puede funcionar como un auténtico vehículo eléctrico pero sin tener que preocuparse por la autonomía ni por la necesidad de parar a recargar la batería en todo momento, y te permite viajar con total tranquilidad y una autonomía bastante extendida entre el motor eléctrico y gasolina. Sobre todo por la capacidad de regeneración y mantenimiento.

El modo EV, es decir, eléctrico, es el predeterminado: el motor híbrido no interviene hasta alcanzar velocidades de hasta 135 km/h. Dependiendo del estado de carga de la batería el vehículo cambiará automáticamente al funcionamiento híbrido. Concretamente, cuenta con cuatro modos de conducción. El modo EV, el modo HV (vehículo híbrido), modo automático HV/EV, y el modo de carga. En el caso del modo Auto EV/HV, el sistema híbrido entrará en juego automáticamente cuando se requiera energía adicional, por ejemplo, bajo una aceleración brusca y repentina, el modo EV se restablecerá inmediatamente después. Finalmente, el modo de carga de la batería ayuda a restaurar el nivel de carga de la batería cuando el nivel es demasiado bajo para el funcionamiento de los vehículos eléctricos, lo que genera energía mediante el motor.

Asimismo, el sistema shiftmatic secuencial permite que el conductor use las paletas de cambios en el volante para obtener el frenado del motor. El control de asistencia de desaceleración proporciona más ayuda, que aumenta automáticamente el par de desaceleración del motor de accionamiento cuando se detecta un frenado cuesta abajo. Esto permite una conducción más suave con menos uso de los frenos.

El nuevo RAV4 Plug-in se ha fabricado sobre la plataforma GA-K de Toyota, que ofrece más ventajas gracias a la colocación de la batería de ion-litio híbrida bajo el suelo, lo que mantiene su gran habitabilidad interior, y apenas afecta al volumen del maletero, de 520 litros. El piso del maletero es plano y tiene un espacio de almacenamiento adicional para el cable de carga debajo de la tabla de la plataforma. La superficie de carga permanece plana cuando los asientos traseros (divididos 60:40) están plegados, y una junta al ras con la placa de acabado trasera facilita el deslizamiento de artículos pesados en su lugar. Por ejemplo, el espacio es práctico para transportar artículos grandes. Hay espacio para cuatro bolsas de golf o dos maletas de 77 litros. La capacidad de remolque es de un máximo de 1,5 toneladas con un remolque frenado, y no hay reducción en el tamaño del tanque de combustible, su capacidad de 55 litros le da al vehículo una autonomía de crucero excepcional.

La ubicación de la batería en la parte inferior del vehículo también ayuda a rebajar el centro de gravedad del RAV4 Plug-in, lo que mejora la estabilidad y el confort de marcha. De hecho, todas las versiones del RAV4 Plug-in están equipadas con AWD-i, el sistema de tracción total eléctrica inteligente de Toyota, como se presenta en el RAV4 Hybrid. Compacto y liviano, el AWD-i utiliza un motor eléctrico de 40 kW en el eje trasero, lo que le da al automóvil el rendimiento de tracción total que se espera de un SUV, pero con una eficiencia de combustible superior en comparación con un sistema mecánico. Funciona igualmente cuando el vehículo está en su modo EV predeterminado, o cuando se ejecuta en modo HV, con soporte cuando es necesario del motor híbrido. La relación de par delantero/trasero se optimiza automáticamente de acuerdo con las condiciones de conducción, lo que proporciona un mejor manejo y estabilidad en condiciones resbaladizas y conducción todoterreno, lo que mantiene al híbrido enchufable fiel al carácter esencial de 'conducir en cualquier carretera'.

También refuerza su rendimiento de tracción total con Trail Mode, un sistema de bloqueo automático para el diferencial de deslizamiento limitado que el conductor puede activar mediante un control del tablero. Esto asegura el mejor agarre posible en superficies resbaladizas y sueltas y puede ayudar al conductor a sortear condiciones todoterreno más desafiantes. Por ejemplo, si una rueda pierde contacto con el suelo, el modo Trail frenará la rueda que gira y dirigirá el par motor a la rueda conectada a tierra para ganar tracción, mientras que también ajustará automáticamente la respuesta del acelerador y el patrón de cambios de la transmisión.

Deportivo y refinado

En lo que al diseño exterior se refiere, este modelo tiene ahora una imagen más deportiva y refinada. El frontal integra una parte oscura para el entramado y el marco de la parrilla y las extensiones de los faros antiniebla, además hay un nuevo acabado metalizado en la moldura inferior del paragolpes, que enfatiza la amplitud y la presencia poderosa de RAV4. La placa protectora trasera está pintada de negro. El punto de carga está oculto debajo de una solapa en la parte trasera del ala derecha.

Las llantas de 18 y 19 pulgadas son de nuevo diseño y combinan unos acabados metalizados brillantes con líneas en gris o negro, mientras que la parte posterior presenta un acabado metalizado en el embellecedor bajo la luneta y una moldura negra en la protección inferior.

Y en el habitáculo destacan los nuevos diseños de las tapicerías, con un toque deportivo, y patrones estriados salpicados de detalles en rojo. También se podrá elegir opcionalmente asientos de cuero negro ribeteados con una llamativa cinta roja. La consola central incorpora una pantalla táctil multimedia de 9 pulgadas -la de mayor tamaño de la gama RAV4-, para controlar de forma sencilla las funciones de entretenimiento, información y conectividad.

Los asientos delanteros tienen calefacción y ajuste eléctrico integrados y soporte lumbar para el asiento del conductor de serie. Los asientos traseros también tienen calefacción y la ventilación del asiento delantero y el ajuste eléctrico para el asiento del pasajero delantero son estándar en el grado Style +, la configuración más alta.

De serie, el nuevo RAV4 Plug-in se beneficia de los sistemas de asistencia al conductor y seguridad activa Toyota Safety Sense de última generación. Diseñados para reducir el riesgo de algunos de los accidentes más comunes, alertan al conductor sobre los peligros y, si es necesario, brindan soporte de frenado y dirección para ayudar a evitar un impacto o reducir la gravedad si una colisión es inevitable.

Ficha técnica

Motor: híbrido enchufable de 306 CV Medidas (largo/ancho/alto, en metros): 4,60/1,85/1,68 Autonomía: 75 kilómetros Consumo: desde 1 l/100 km Maletero: 520 Aceleración: de 0 a 100 km/h en 6 segundos Velocidad máxima: 180 km/h Precio: desde 49.500 euros