https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Toyota / P.F.

Toyota C-HR Prologue, con más carácter que nunca

Mucho más que un simple prototipo, el C-HR deja muy claro que Toyota se mantiene fiel a lo que lo convirtió en un éxito

N. S.

Toyota anticipa la nueva generación de uno de sus mayores superventas, el C-HR. Allá por el Salón del Automóvil de París 2014, la marca mostró cómo se estaba preparando para lanzar un género completamente nuevo de vehículos dentro del segmento C. Fue entonces cuando el mundo descubrió el 'prototipo Toyota C-HR'. Dos años después, ese prototipo se hizo realidad. Entonces, con el C-HR, Toyota lanzaba al mercado un vehículo que no hacía ninguna concesión, y que no tenía miedo a sobresalir, igual que la gente que lo conduciría.

Ahora, en 2022, superar este hito parecía difícil. Pero el Toyota C-HR prologue ha sido presentado como prueba de que Toyota puede ofrecer todo eso, y mucho más. Es una primera visión -aunque muy real- de un vehículo que pronto atraerá las miradas por las carreteras de toda Europa. Mucho más que un simple prototipo, el Toyota C-HR deja muy claro que Toyota se mantiene fiel a lo que lo convirtió en un éxito. Un modelo sensacional que está listo para llamar aún más la atención.

Un vistazo al Toyota C-HR prologue pone de manifiesto que el modelo se ha mantenido fiel a su ADN original. Sin embargo, también queda claro que la nueva generación presenta novedades.

Siempre intrépido, quizás aún controvertido, el Toyota C-HR prologue presenta una expresión de audacia más sofisticada. Tan provocador como siempre, e igual de apasionante, el C-HR prologue demuestra una serie de cualidades tan variada que rara vez se encuentra en un mismo vehículo. Las llantas de mayor tamaño y los voladizos más cortos mejoran su presencia desde cualquier perspectiva. Al mismo tiempo, no solo transmite una sensación más deportiva, sino que también dispone de más espacio práctico en el interior.

Asimismo, el C-HR prologue renuncia a las líneas estáticas para expresar sutilmente el movimiento cambiante, entre las formas marcadas y la fluidez. Su preciso lenguaje de diseño orgánico, desarrollado a partir de dos valores aparentemente opuestos, cambia la forma de las superficies y las hace más fluidas. Este elevado rango dinámico lleva el contraste entre la fluidez y las formas marcadas a cotas nunca vistas. Al mismo tiempo, las pronunciadas líneas de carácter se simplifican para potenciar una imagen más refinada. Al permitir que las superficies expresen a la vez un movimiento orgánico y una precisión extrema, el C-HR prologue combina una modernidad excepcional con un toque humano de proximidad.

Toyota / P.F.

Por otro lado, el frontal HAMMERHEAD forma parte de una arquitectura 3D conseguida mediante formas superpuestas y una audaz firma luminosa. Las aberturas de la parrilla se encogen, mientras que los faros frontales son más finos, para acentuar la identidad de tecnología avanzada. El Toyota C-HR tiene una imagen futurista tan afilada y penetrante como la de un tiburón, y con la misma predisposición a saltar hacia delante. El mismo tema de formas superpuestas se repite por toda la carrocería, llena de aristas de diamante, giros e intersecciones, y se articula en torno a dos formas superpuestas que subrayan la presencia del vehículo.

Finalmente, el Toyota C-HR prologue pone asimismo de manifiesto el compromiso de Toyota con la neutralidad en carbono, al ampliar la oferta electrificada para el segmento de mercado más grande y competitivo de Europa: el C-SUV. El nuevo Toyota C-HR híbrido enchufable con baterías montadas en Europa, además de la versión híbrida, reforzarán aún más la oferta multitecnológica de Toyota.