https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

El SsangYong Rexton llega a su quinta generación, más refinado y manteniendo su potencial 4X4

A la venta desde 37.200 euros, con 5 años de garantía o 100.000 km

PATXI FERNÁNDEZ Sigüenza

El primer SsangYong Rexton llegaba a España allá por el año 2002. Sus orgullosos compradores presumían entonces de tener un auténtico todoterreno «como un mercedes, pero con mejor precio», decían mientras argumentaban que el coche equipaba el mismo motor que la firma de la estrella, aunque esto no fuese más que una verdad a medias, ya que el motor sí era diseño Mercedes, pero lo fabricaba en Corea la propia SsangYong.

Han pasado ya 20 años, y el Rexton llega a su quinta generación. Es un coche más refinado, está disponible con cinco plazas para cinco adultos (si bien es cierto que en la tercera fila de asientos viajarán con las piernas en una postura elevada), y mantiene sus buenas cualidades tanto como rodador en autopista y carretera como para salir del asfalto y practicar la conducción 4X4. Además llega avalado por más de 20.000 unidades vendidas desde su primera generación en España.

Es cierto que el segmento de los 4X4 familiares (ojo, no es un SUV, es un auténtico todo terreno) no es el que más ventas acapara del mercado. Pero durante los últimos años ha mantenido su cuota prácticamente inalterable, con un público que necesita de un coche de grandes dimensiones, familiar, con un maletero capaz, y, sobre todo, una reductora y unas cotas con las que hacer incursiones más allá de las pistas mal asfaltadas.

El Rexton cumple de sobra con todos estos requisitos y además, si lo comparamos con sus posibles rivales actuales (Mercedes-Benz GLS, Land Rover Defender, BMW X5) su precio es unos 20.000 euros inferior. Si miramos al líder, el Toyota Land Cruisser, el modelo japonés también supera al coreano en unos 10.000 euros.

Ya hemos podido probar el nuevo Rexton, tanto por carretera y autopista, en una ruta entre Madrid y Sigüenza, como en un circuito 4X4. Y en ambas circunstancias el coche cumple, y muy bien, con todas las exigencias.

Técnicamente el Rexton dispone de tracción trasera o 4X4 conectable, con reductora de serie en todos los acabados, y posibilidad de bloqueo de diferencial trasero en el tope de gama. Recurre a un motor diésel de 2,2 litros y 202 CV, asociado a un cambio automático AT8, una marcha más que el modelo de la anterior generación. Pese a la ganancia de potencia, este cambo automático y la aerodinámica ayudan a mantener o reducir ligeramente los consumos, que arrojan una media de 7,7 l/100 km. En España no se comercializarán versiones de gasolina, y no habrá motores electrificados.

En carretera no se nota especialmente pesado, y eso que es un coche que mide 4,85 metros de largo. Es silencioso y responde a la perfección a la hora de pisar el acelerador para movernos a velocidades legales.

Fuera del asfalto de nuevo nos encontramos con un comportamiento muy correcto. Además de la tracción total y elementos como el control de descenso, ayudan unas cotas de 20,5 grados de ángulo de ataque, 20,0 grados de ángulo ventral y 22,0 de salida, con una altura al suelo de 224 milímetros. Pese a equipar neumáticos de carretera, durante la prueba el coche fue capaz de superar todos los obstáculos sin mayores contratiempos.

En su exterior destaca la parrilla completamente renovada y ensanchada de efecto tridimensional, con unos faros delanteros más estilizados, con un diseño longitudinal que aporta sobriedad y elegancia. Además de los grupos ópticos, también son nuevos los paragolpes.

El interior del vehículo también ha sido completamente renovado. Ofrece una gran comodidad para el conductor y los pasajeros, con una elevada calidad de materiales y acabados y una nueva consola central con mando electrónico para gestionar la caja de cambios, volante achatado en la parte inferior y una gran pantalla digital TFT LCD como cuadro de instrumentos, a todo color y personalizable.

En el apartado de seguridad, la dotación del nuevo Rexton no deja indiferente, hasta 9 airbags, frenada autónoma de emergencia, sistema de permanencia de carril, control de luces de carretera, sistema de detección de ángulo muerto, advertencia de colisión por cambio de carril, asistente de tráfico cruzado trasero, aviso de salida de aparcamiento seguro y numerosos sistemas de seguridad preventiva.

Ficha técnica

Motor: diésel de 2,2 litros y 202 CV (distintivo medioambiental C)

Consumo: desde 7,7 l/100 km

Dimensiones (largo/ancho/alto en metros): 4,85/1,96/1,82

Maletero: 240-872-1.806 litros

Precio: desde 37.200 euros

Ya está disponible en tres versiones (Pro, Premium y Limited), con un precio desde 37.200 euros.