https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Renault Austral / Renault

Renault Austral: así es la ofensiva francesa 'made in Spain'

JUAN ROIG VALOR

El lanzamiento del Austral es, para Renault España, un hito para el que llevan más de dos años preparándose. En 2021, el director de Producción del grupo a nivel global, José Vicente de los Mozos, anunciaba el plan industrial Renaulution España, que convertiría nuestro país en el foco de hibridación de la marca.

La iniciativa eléctrica se concentrará en el polo productivo ElectriCity —ubicado en Douai, al norte de Francia— mientras que la Península Ibérica se encargará de traer al resto de mercados los motores E-Tech, ya sea en versiones híbridas convencionales o mild-hybrid.

Los ingenieros del Austral afirmaron en la presentación del nuevo modelo que «tienen la tecnología enchufable lista para montar en caso de que sea lo que demande el mercado», pero de momento prefieren centrarse en ofrecer híbridos convencionales en un modelo que no contará con propulsión diésel.

El Austral se trata de una pieza fundamental en la estrategia de Renault para volver a las primeras posiciones de la clasificación de ventas. Se trata de atacar de frente uno de los segmentos más disputados, el de los C-SUV.

En España, un tercio de las matriculaciones de turismos provienen del Segmento C y en torno a la mitad de estas son todocaminos, una silueta que, en palabras del director de Renault España, Sébastien Guigues: «Está presente en todos los segmentos y ha llegado para quedarse».

Otra de las tendencias que han observado desde la marca francesa es la de la hibridación. «Los clientes vienen buscando un coche que consuma poco», afirmó Guigues, «no les importa si se trata de diésel o gasolina con tal de que sea eficiente».

Y el Austral lo es. En su homologación WLTP, el motor híbrido E-Tech registra consumos de 4,6 litros por cada 100 km — en uso real están más cerca de los 6—, pero si lo que se busca es tener una etiqueta Eco, el mild-hybrid de 12 voltios también cumple la función.

Se pueden optar por dos motorizaciones diferentes para el Austral, cada una de ellas con dos potencias. Los mild-hybrid están disponibles en 140 y 160 CV, con un motor de 1.3 litros fabricado en conjunto con Daimler. La versión menos potente es la única disponible con cambio manual.

En cambio, los híbridos E-Tech pueden elegirse entre 160 o 200 CV. Estos motores son tricilíndricos de 1.2 litros, pero tienen asociado un sistema eléctrico de 400 voltios y una batería de 2 kWh.

Por dentro, el Austral es prácticamente idéntico al Megane E-Tech, el cero emisiones más reciente de la marca, lo cual es una nota extremadamente positiva. Los acabados de calidad, con aluminio cepillado y dos grandes pantallas táctiles de 12 pulgadas le dan un aspecto distinguido y vanguardista sin perder de vista la funcionalidad.

Mención especial tiene la conectividad del vehículo, ya que incorpora el sistema operativo de Android Auto integrado en el coche, por lo que no es necesario conectar el teléfono, sino simplemente iniciar sesión en la cuenta de Google para poder acceder a aplicaciones como Spotify, Waze o Google Maps.

Por fuera, Renault ha decidido alejarse de las líneas redondeadas que habían marcado las generaciones anteriores de sus vehículos y, si bien no es una ruptura completa con ese estilo de diseño, el Austral es mucho más atlético y musculoso que, por ejemplo, el Captur.

  • Motor:: Híbrido convencional y ligero de hasta 200 CV

  • Medidas (largo/ancho/alto, en metros):: 4,51/1,84/1,61

  • Maletero:: 500 litros (430 en la versión híbrida)

  • Consumo:: 4,6 l/100 km

  • Precio:: Desde 30.900

El Austral es, además, uno de los coches más 'made-in-Spain' que hay en el mercado. Según De los Mozos, «lo único que no hacemos en España es diseñar los vehículos». Casi toda la cadena de valor, desde la estampación del aluminio, hasta el desarrollo de sistemas de asistencia a la conducción se hace entre los centros de Sevilla, Valladolid y Palencia, donde se ensambla.

Los precios del Austral parten de los 30.900 euros para la versión de acceso mild-hybrid y llegan hasta los 43.600 para la E-Tech con el acabado deportivo Esprit Alpine.