https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

El Proyecto R3CAV acelera el camino hacia el coche autónomo

ALSA, GMV, Indra, Masermic, Masmovil, Renault Group y Sigma han puesto en marcha la iniciativa para para desarrollar los futuros vehículos conectados

S. M. Madrid

Tras un arranque marcado por un contexto pandémico, los socios han celebrado su primera reunión de trabajo presencial en el Centro de I+D+i de Renault Group en Valladolid para continuar avanzando en este ambicioso proyecto, que se enmarca en el Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia, y que está financiado con los fondos «Next Generation EU», que pretende contribuir al desarrollo de tecnologías relevantes de aplicación en el ámbito de la automoción; posibilitar una rápida recuperación del sector basada en el fortalecimiento de las capacidades innovadoras y abordar los retos de la movilidad sostenible, cero emisiones y vehículo conectado y autónomo.

ALSA, GMV, Indra, Masermic, Masmovil, Renault Group y Sigma son los promotores del proyecto R3CAV (Robust, Reliable and Resilient Connected and Automated Vehicle for people transport), que incluye el desarrollo de una nueva arquitectura adaptable -tanto en hardware como software- destinada a la creación de futuros vehículos autónomos y conectados, capaces de operar con diferentes niveles de autonomía.

El proyecto se articula en torno a dos casos de uso principales: el primero de ellos en el desarrollo de un prototipo de vehículo autónomo en entorno controlado industrial, que se llevará a cabo en la factoría de Renault en Palencia; y el segundo de ellos en Alcobendas donde se trata de un vehículo cuya funcionalidad futura será de shuttle (transporte de personas en la localidad de Alcobendas, Madrid)) autónomo, para el cual, además de sistemas de conectividad y comunicación, también se están desarrollando sistemas de navegación autónoma y posicionamiento.

En concreto, el proyecto abordará los siguientes 3 retos: El desarrollo de un nuevo prototipo nivel L4; vehículos altamente automatizados capaces de operar en entornos controlados, capaces de gestionar interacciones complejas con el entorno gracias a la ayuda de una infraestructura avanzada, que será una fuente redundante de información para el vehículo.

El desarrollo de una nueva plataforma de vehículo eléctrico autónomo y conectado para la futura aplicación como lanzadera adaptable y modular para el transporte de personas en circuitos urbanos, cuyo nivel de automatización crecerá progresivamente desde un nivel L2 (sistemas de ayuda a la conducción avanzada) hasta un L3 (con baja supervisión).

El desarrollo de la tecnología de comunicaciones 5G para vehículos conectados como por ejemplo un sistema avanzado de asistencia a la conducción. Este reto tiene como objetivo informar y recomendar las acciones más adecuadas al conductor, tomando el control del vehículo si es necesario.

Además, el proyecto cuenta con la colaboración de 7 centros de investigación de primer nivel: 4 Universidades (UPM, UC3M, UMU y UMH) y 3 Centros Tecnológicos (TECNALIA, CTAG y TEKNIKER). El Centro de I+D+i de Renault Group en Valladolid, que cuenta con más de 1.000 ingenieros, es el centro de operaciones que lidera este proyecto.