https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Jeep Wrangler 4Xe, la versión híbrida enchufable supera su última frontera

La nueva versión del legendario vehículo lleva etiqueta «CERO» para entrar en el centro urbano

M. TRIGUEROS Ibiza

El Jeep Wrangler se hace urbano. Un modelo icónico, nacido en 1987 y que ahora llega a su cuarta generación, es el resumen de los ideales de la marca. Unos ideales que, como dice el director general de Jeep en Iberia, Paulo Carelli, «tienen que ver con la libertad, la naturaleza y capacidad de superar obstáculos». Ahora, con la versión híbrida enchufable (PHEV), alcanza un lugar vedado a los vehículos de combustión, el centro de las ciudades, gracias a su etiqueta CERO de la DGT, y todo ello por un precio que arranca en los 68.900 euros (solo 3.300 euros más que la versión de combustión).

Fotogalería: Jeep Wrangler 4xe híbrido enchufable

Galería. Fotogalería: Jeep Wrangler 4xe híbrido enchufable

Para tener derecho a lucir la etiqueta que da el pasaporte a los centros urbanos, el Jeep Wrangler 4Xe -ofrece una autonomía en modo 100% eléctrico de 53 kilómetros-, monta una triple motorización, lo que convierte a este modelo en el Wrangler más potente nunca antes visto en Europa, con 380 CV de potencia combinada.

En su interior aloja un propulsor de gasolina de 272 CV y dos motores eléctricos. Los eléctricos se encargan, del arranque del vehículo y el otro de mover el vehículo en modo eléctrico con 142 CV.

Para mover los propulsores eléctricos lleva una batería de iones de litio que está sellada para protegerla del agua en el caso de realizar vadeos –capaz de superar caudales de hasta 76 centímetros-. Además los bajos llevan como protección de una plancha de aluminio. Destacan desde la marca que las baterías tenían una garantía de 8 años.

A nivel estético el 4Xe tiene muy pocos cambios respecto a la versión de combustión, tan solo unos pequeños detalles en color azul eléctrico y el logotipo propio que lo identifica como 4Xe. El modelo híbrido enchufable solo se fabrica en la versión de cuatro puertas y la gama se reduce a los acabados Sahara, Rubicón y la edición especial 80th Aniversario, todas ellas con las mismas motorizaciones y las mismas capacidades 'off-road'.

Los modos de conducción son tres. El más recomendable es el híbrido –el vehículo combina los motores para ahorrar combustible-, para no contaminar está el eléctrico –siempre que haya carga en las baterías- y por último incorpora el modo 'e-safe' -permite proteger la carga de la batería e incluso cargarla con el motor de propulsión-. Estos tres modos de combustión permite que el Jeep Wrangler 4Xe ofrezca un consumo combinado de 3,1 litros a los 100 km.

El modelo tiene un depósito de combustible de 65 litros. Los tiempos de recarga del motor eléctrico es de 2:30 horas o de 6:30 horas con un enchufe normal. Las capacidades 4X4 no varían en nada respecto a los modelos de combustión, no solo en las prestaciones, también en los ángulos de entrada (35,8 grados) y salida (30,8 grados) cuando se atacan pendientes con un porcentaje alto.

En carretera se muestra ágil, con un motor que responde de maravilla a cualquier necesidad. Salidas poderosas en adelantamiento y frenadas muy precisas en un vehículo de un peso importante.

No se puede olvidar que estás llevando un coche todoterreno, con una altura considerable (1,84 metros), lo que se nota en las curvas si entras demasiado rápido, pero siempre transmitiendo sensación de seguridad y agarre.

En los recorridos 'off-road' que probamos por los caminos interiores de la isla de Ibiza, el Wrangler 4Xe hace honor a su historia y su leyenda. No hay camino ni rampa imposible de superar.

Ficha técnica

- MOTOR: gasolina de 272 CV y eléctrico de 142 CV (380 CV de potencia combinada)

· MEDIDAS (largo / ancho / alto, en metros): 4,882 / 1,894 / 1,838

· MALETERO: 533 litros (1.910 litros con una sola línea de asientos)

· VELOCIDAD MÁXIMA: 177 km/h

· ACELERACIÓN: 6,4 segundos de 0 a 100 km/h

· PRECIO: desde 68.900 euros

Temas

Motor, C-Motor,