https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Familia VW ID: así son los eléctricos con los que la marca dominará el mundo

JUAN ROIG VALOR Madrid

El futuro de Volkswagen pasa por convertirse en una empresa enfocada en servicios de software. Así lo puso de manifiesto el director tecnológico de la Familia ID, Christoph Meyer, cuando esta fue presentada en su totalidad en España.

La digitalización es una de las prioridades del consorcio alemán, que ha destinado una sexta parte de su presupuesto industrial — que asciende a 18.000 millones para la marca homónima— en desarrollar productos de software y nuevos modelos de negocio hasta 2025.

Esta es una de las ramas del plan estratégico Accelerate, que presentaron hace un año. Las otras son la conducción autónoma (que recibirá 1.000 millones de los 18.000) y la electrificación, que recibirá 14.000 millones.

Los primeros resultados de esta iniciativa están todos basados en la plataforma modular eléctrica MEB, que asienta toda la gama eléctrica ID. Comenzando por el compacto ID.3, que se presentó en 2020, hasta llegar al SUV de siete plazas ID.6, que será comercializado exclusivamente en China.

Este año llegarán al mercado los ID.5 —un SUV coupé que comparte similitudes con el ID.4, que se ha convertido en el modelo eléctrico más vendido de la marca— y el ID. Buzz, el heredero espiritual de la mítica furgoneta de los años '60.

Pero la belleza de esta arquitectura es su modularidad. Precisamente, lo que les permite construir una furgoneta eléctrica es lo que les permite reducir su tamaño y aplicar esa plataforma a las cadenas de montaje españolas, que se encargarán de hacer modelos urbanos a partir de la mitad de la década.

A través de estos modelos, el Grupo VW espera llegar al 80% de las necesidades de los clientes, como declaró su directora general en la filial nacional, Laura Ros. La gama se completará con los coches pequeños que saldrán de las líneas de Landaben (Navarra) y Martorell (Barcelona).

El mes pasado, el Grupo Volkswagen confirmó que España recibiría una inversión de 7.000 millones de euros para su electrificación, que incluirá la producción de estos vehículos, así como la construcción de una fábrica de baterías en Sagunto (Valencia). La compañía aún no ha desglosado los importes para cada partida.

La base de estos modelos 'made-in-Spain' se puede intuir en el prototipo del ID. Life, que se pudo ver por primera vez en España en el evento del 20 de abril. Con su versión final, la marca espera poder ofrecer un modelo de entre 20.000 y 25.000 euros y están explorando el uso de materiales alternativos para el capó.

En 2021, el consorcio vendió 452.900 coches cero emisiones, lo que supuso prácticamente duplicar sus cifras del año anterior. De estas, más de la mitad (263.200) fueron modelos de la propia marca Volkswagen. Para este ejercicio, el crecimiento es más tímido, pero sigue presente y dependerá, en gran medida, de la crisis de suministro y de la guerra en Ucrania.