https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

La multa que pueden ponerte si no cumples estas normas al echar gasolina

P. A.

Las gasolineras son espacios seguros, cada vez más, pero manipular combustible siempre acarrea ciertos riesgos de seguridad, ante la amenaza de posibles explosiones o incendios. Por eso, el Reglamento de circulación apunta severas sanciones para quienes incumplan las medidas de protección.

Pese a lo acostumbrado que pueda estar uno a repostar con asiduidad y a manejar una manguera de gasolinera, lo cierto es que hay que tener precaución con algunas normas, ya no solo por nuestra propia seguridad -y la de los trabajadores del lugar-, sino porque además estaríamos bajo amenaza de una multa de 100 euros.

Las normas que no debes olvidar

En primer lugar, algo que resulta de sentido común: se debe apagar el motor del vehículo repostado antes de echar gasolina o gasóleo, ya que son muy inflamables y de esta forma se evitarían posibles riesgos.

Además, se han de apagar los sistemas eléctricos -radio, luces, televisiones incorporadas, cargadores, etc.- y no se pueden utilizar aparatos electrónicos, como teléfonos móviles, ordenadores portátiles o tabletas, a razón de la radiación electromagnética que emiten, para que no entre en contacto con los elementos del combustible.

Todo esto está contemplado por el artículo 115 del Reglamento de circulación, que indica que «los propietarios de aparatos distribuidores de combustibles o empleados de estos últimos no podrán facilitar los combustibles para su carga» si estas normas no se cumplen.