https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Sorprendente imagen y comportamiento de la Zero de Trail / P. F.

Sorprendente y casi única trail eléctrica

El fabricante norteamericano Zero acaba de poner a la venta el modelo Trail DSR/X eléctrico, segundo y único en el mundo de este nuevo segmento.

JOSE MANUEL ALONSO

En un entorno «lunar» con el activo volcán Etna en lo más alto tuvimos la oportunidad de probar la segunda Trail eléctrica que se vende en el mundo, tanto en asfalto como fuera del mismo se comportó efectivamente. Esta motocicleta acaba de ponerse a la venta. La primera Trail eléctrica que comenzó a venderse en este particular segmento es de la marca Enérgica, concretamente el modelo con la denominación Experia.

Con un diseño pensado expresamente para disfrutar de la aventura, está Trail eléctrica de altas prestaciones dispone de un frontal poderoso, con doble faro independiente y un elevado parabrisas con protege manos en los costados del manillar. Además, ofrece una buena postura de conducción, con un asiento cómodo y una altura bastante coherente.

Una de las preguntas que nos hacíamos antes de subirnos en ella era el tema de la autonomía eléctrica. Los responsable de la marca rápidamente nos tranquilizaron. Si la vamos a utilizar fuera de la carretera algo más de 300 kilómetros aseguraron con una media de 30 kilómetros por hora y si el recorrido es por carretera asfaltada, más rápido, la autonomía se reducía a los algo más de 170 kilómetros.

Con estas pautas nos sentamos tranquilamente en el cómodo y mullido asiento para comenzar la ruta. Esta era alterna entre carreteras asfaltadas y caminos de tierra. Detalle importante es el hueco que existe en el lugar habitual del depósito de combustible. Al abrir la tapa nos sorprendió la capacidad, ideal para llevar el teléfono móvil y nuestra documentación holgadamente.

Frente a nuestro ojos un legible cuadro de instrumentos totalmente digital con una conexión lateral para recargar el teléfono móvil en marcha. Otro detalle importante es la posibilidad de utilizar una marcha atrás, disponible de serie. Esta motocicleta pesa casi 250 kilogramos, hay que tener en cuenta que lleva cuatro baterías que generan la electricidad necesaria, pero a pesar de este peso una vez en marcha apenas se diferencia de otras motocicletas con motores de combustión.

La potencia disponible surge rápidamente. Son unos 100 caballos los que entrega el propulsor con lo cual las sensaciones en aceleración instantánea es realmente sorprendente. Para poder transmitir toda esta potencia al suelo dispone de control de tracción de la prestigiosa firma Bosch y suspensiones de Showa . En la conducción fuera del asfalto existe la posibilidad de desconexión del antibloqueo de frenos ABS y el control de tracción.

Una vez acostumbrados a la ausencia de ruido, solamente notamos el sonido de rodadura, el recorrido resultó de lo más placentero. La nueva Zero respondía perfectamente a nuestras necesidades, en algunos momentos más exigencia que necesidad. Tanto en recta como en curva las prestaciones y la solvencia de esta motocicleta movida por energía eléctrica fueron sorprendentes e incluso atractivas para un recorrido plagado de curvas en las que este vehículo no desmereció nada comparándolo con cualquier Trail movida por un propulsor de combustión. Fuera de la carretera, a pesar de llevar neumáticos específicos para asfalto, el comportamiento fue realmente bueno, transmitiendo mucha seguridad en todo momento.

La velocidad máxima que anuncia el fabricante es de un máximo de 180 kilómetros por hora y el precio parte de los 26.995 euros. La recarga de las baterías se puede realizar en apenas una hora, con el cargador rápido, y se comercializa en dos versiones con ligeras diferencias. Una para utilización en campo, con llantas de radios y otra para asfalto, con llantas de aluminio. Además, variados accesorios de personalización están disponibles como un parabrisas más elevado y protector o maletas laterales fabricadas en aluminio.