https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Cómo circular en moto correctamente si vas en grupo

Con el objetivo de que el grupo no se disgregue y sea necesario reagruparlo, es aconsejable que tras el primer motorista circulen aquellos menos experimentados

S. M. Madrid

A los coches apenas les sobra metro y medio entre las rayas del carril pero a las motos el espacio sobrante es enorme y dependiendo de por dónde circulemos iremos más o menos seguros. Habrá momentos en que ir por el lateral será lo mejor para ser bien vistos o tomar mejor una curva y en otras ocasiones ir por el centro será lo más seguro.

Pero, ¿y si vamos en grupo? En circunstancias normales, al iniciar la marcha los integrantes del grupo han de rodar como si estuviesen dispuestos en la parrilla de salida de un Gran Premio: escalonadamente, según AMV. El cabeza de grupo se situará a la izquierda y el primer motorista que le siga se colocará a la derecha (y así sucesivamente), dejando una distancia prudencial entre las motos y nunca rodando en paralelo. De esta forma, se evitarán posibles accidentes por alcance o contacto.

Asimismo, con el objetivo de que el grupo no se disgregue y sea necesario reagruparlo, es aconsejable que tras el primer motorista circulen aquellos menos experimentados (y, por lo tanto, probablemente más lentos) y también quienes viajen con acompañantes, evitando así que la formación se estire.

Al respecto, es importante que al tiempo que se mira hacia adelante para seguir las indicaciones del cabeza de grupo, se vigile a través de los retrovisores a las unidades que van por detrás con el fin de que ninguna se quede rezagada o advertir si tienen algún problema. En caso de que la caravana motera quede dividida, quienes vayan en cabeza se detendrán en una zona segura y uno de los asistentes se encargará de recuperar a los rezagados.

Asimismo, el especialista en seguros de motos subraya que a la hora de adelantar, en autopistas y autovías por ejemplo, el primero en iniciar la maniobra será quien cierre el mismo, puesto que de esta forma el carril izquierdo quedará bloqueado y a salvo de la intromisión de otros vehículos. Después de superar al vehículo que circulaba más lento que el grupo, el jefe de ruta incrementará ligeramente la velocidad para generar un espacio que permita a todas las unidades regresar al carril derecho con seguridad.

Y por lo que respecta a los cruces que impliquen desviarse a izquierda o derecha, es importante que ante un semáforo en rojo o un stop el grupo se compacte. Si no es así, ha de primar, sobre todo, la seguridad. La maniobra debe realizarse respetando la señalización y no tener prisa para seguir a los motoristas que ya la han completo. Si las unidades se dispersan, el jefe de ruta se encargará de reagruparlas, unos metros más adelante, en un punto seguro.