https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Qué hay que saber antes de instalar un cargador para coche eléctrico

Cómo cargar el coche eléctrico, los permisos que se necesitan, el tipo de cargador y el mantenimiento del propio cargador, son algunas de las preguntas más habituales entre los usuarios de vehículos enchufables

PATXI FERNÁNDEZ Madrid

Las Zonas de Bajas Emisiones son zonas delimitadas dentro de una ciudad donde se limita el acceso a los vehículos más emisores y contaminantes para mejorar la calidad del aire y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de los automóviles -dióxido de carbono (CO2), óxidos de nitrógeno (NOx) o hidrocarburos (HC)-, según establece el Ministerio de Transición Ecológica en sus directrices para la creación de las ZBE.

La ley pretende potenciar la movilidad urbana ecológica con la implantación de Zonas de Bajas Emisiones, antes de 2023, en los 149 municipios españoles con más de 50.000 habitantes -según las cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadística-, en los que residen más de 25 millones de personas (53% de los habitantes de España).

Además, las ciudades de más de 20.000 habitantes también deberán implantar las ZBE en el mismo plazo, si su calidad del aire es deficiente.

El pasado domingo entró en vigor en Madrid el plan 'Madrid Zona de Bajas Emisiones' (ZBE) que restringe el acceso a los turismos sin etiqueta ambiental que no estén domiciliados en la ciudad, prohibiendo su acceso y circulación por las vías públicas urbanas del interior de la M-30, excluyendo la propia M-30.

Atendiendo a la adopción de medidas similares en el pasado, se ha observado que incentivan la compra de vehículos híbridos o eléctricos. De hecho, en 2019 con la implantación de Madrid Central, las ventas de vehículos eléctricos, híbridos y a gas pasaron de representar el 8% al 32% del total de ventas de vehículos en España, según datos de la Asociación española de fabricantes de automóviles y camiones (ANFAC).

En este sentido, según datos de la Encuesta sobre el clima 2021-2022 realizada por el Banco Europeo de Inversiones, el 78% de los ciudadanos españoles dispuestos a comprar un coche afirma que elegiría un vehículo híbrido o eléctrico en su próxima adquisición, pero todavía existen muchas dudas e inseguridades acerca de la recarga y sobre la instalación de puntos de recarga en el propio hogar. Por esta razón la startup española CargaTuCoche, ha contestado a las cinco preguntas más frecuentes que tienen los usuarios a la hora de instalar un cargador eléctrico en su hogar:

¿Dónde se carga un vehículo eléctrico?

Es la pregunta que más hacen los compradores de un coche eléctrico y, de hecho, la falta de lugares de recarga es la razón principal por la que muchos usuarios no se deciden por este tipo de vehículos. España está a la cola en número de puntos de recarga públicos para vehículos eléctricos, con solo 245 por millón de habitantes, en contraposición con zonas como Países Bajos quien lidera el ranking con 4.760 cargadores por millón de habitantes. Estos datos hacen necesario instalar un punto de recarga personal si se quiere hacer un uso continuado del vehículo, especialmente si se vive fuera del núcleo urbano y se usa el vehículo para acceder a la ciudad. De esta manera, disponiendo de un punto de carga propio, se garantiza tener siempre preparado el vehículo eléctrico.

¿Puedo instalar un punto de recarga en mi domicilio?

Sí, tanto si se vive en una casa unifamiliar, adosada, o en un piso con parking, se puede instalar un punto de recarga. En el caso de los parkings comunitarios, no es necesario pedir permiso a la comunidad de propietarios del edificio, solo se precisa la comunicación previa por escrito al presidente y al administrador de la finca. Además, la instalación de un punto propio de recarga propio cuenta con determinadas subvenciones y ayudas públicas, que las propias empresas de instalación como CargaTuCoche ayudan a solicitar y gestionar, acompañando y aconsejando a los usuarios para que logren el mayor beneficio posible.

¿Cuánto cuesta instalar un punto de recarga?

El precio de la instalación de un punto de recarga depende de varios factores, como por ejemplo la distancia que exista entre tu plaza de garaje y el contador de la vivienda; el propio instalador, la calidad del servicio y de los propios materiales. Pese a lo que muchos usuarios piensen, un vehículo eléctrico no se puede cargar con un enchufe normal, ya que la potencia, los cables y el propio cargador, es distinto, por lo que contar con los mejores profesionales a la hora de realizar una instalación también es esencial para crear una experiencia de usuario óptima. En este sentido, la instalación de un punto de recarga doméstico es un desembolso que puede superar los 1.000 euros, contando con el hecho de que existen diversas ayudas estatales que permiten financiar parte de este coste. Si una instalación se ofrece por menos de 700 €, el consumidor debería estar atento y cerciorarse de que la información es correcta y que se cumplen todas las garantías.

¿Qué tipo de cargador es el adecuado?

Para saber qué tipo de cargador se necesita, se debe conocer qué tipos de coches eléctricos existen. Está el coche eléctrico puro, que se mueve a través de la energía almacenada en sus baterías; el de autonomía extendida que cuenta con motor térmico a modo de generador; el híbrido enchufable que tiene un motor de combustión acompañado de uno o varios motores eléctricos; el híbrido que cuenta con una autonomía muy limitada porque sus baterías son pequeñas; y por último, el microhíbrido cuya energía que se almacena en una pequeña batería de 48V.

En cuanto al cargador, aún no hay un formato universal de enchufe o cargador para vehículos eléctricos, por lo que conocer qué tipo de enchufe necesita el vehículo es esencial para elegir el cargador adecuado para recargar su batería. Existen diferentes tomas de corriente para este tipo de vehículos, el 90% de los modelos que circulan en Europa lo hacen con un conector de tipo 2 para cargas en corriente alterna, aunque también existen otros modelos como el CCS Combo que permite carga en corriente alterna o en continua para carga rápida; y el conector CHAdeMO, el estándar de carga japonés que permite acortar este tiempo para más comodidad.

Otra clave para conocer qué cargador es el perfecto para un vehículo es el tipo de instalación eléctrica del que disponga el domicilio, ya que puede ser trifásica o monofásica. Según esta instalación, variará el tiempo de carga que en trifásica es más rápida, o el precio de la factura. Además de la instalación, se debe conocer si el coche puede cargar en trifásico, ya que muchos no lo hacen. En cuanto a velocidad de carga, depende de las necesidades de cada conductor y las características del vehículo. Los cargadores de 7,4 kW de potencia son los más habituales para uso doméstico, ya que el tiempo de carga suele oscilar entre las 7-8 horas.

Si tengo algún problema, ¿a quién acudo?

Muchos usuarios acuden a electricistas independientes, pero lo mejor es acudir a la empresa que ha instalado el punto de recarga. La mayoría de las empresas que los instalan se dedican simplemente a su instalación y no al mantenimiento, aunque desde otras, los puntos de recarga cuentan con garantía en su totalidad, tanto para la instalación, como para el propio cargador. Lo importante es ponerse en contacto siempre con profesionales cualificados que cuenten con las certificaciones adecuadas que les permitan manipular, reparar e instalar estos dispositivos. Por eso las empresas que realizan estas instalaciones suelen ser la mejor elección, ya que sus profesionales están plenamente cualificados.