https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

La ayuda por la compra de vehículos nuevos ascenderá a 7.500 dólares / P. F.

Estados Unidos subvenciona los coches eléctricos 'Made in Usa' y sin componentes chinos

Las acciones de Tesla se disparan un 5,3% tras la aprobación de los nuevos incentivos

J. BACORELLE

El Senado de Estados Unidos aprobó ayer la Ley de Reducción de la Inflación, ley clave en materia de impuestos, clima y salud, con una dotación de 433.000 millones de dólares (424.172 millones de euros al cambio actual) y que incluye ayudas de 7.500 dólares (7.347,1 euros) por la compra de un coche eléctrico. Las ayudas estarán condicionadas a que los vehículos sean fabricados en Estados Unidos y que no cuenten c0n componentes procedentes de China.

Se destinarán 369.000 millones (361.434 millones de euros) a seguridad energética y cambio climático durante los próximos diez años con el objetivo de disminuir los costes de la energía, aumentar la producción limpia y reducir las emisiones de carbono en un 40% para 2030.

Este proyecto contempla ayudas de 7.500 dólares (7.347,1 euros) por vehículo para la compra de nuevos vehículos eléctricos mientras que las ayudas para los eléctricos usados ascienden a 4.000 dólares (3.917,9 euros).

Para optar a estas ayudas los vehículos no podrán superar el precio de 55.000 dólares (53.872 euros) en el caso de los turismos y de 80.000 dólares (78.362 euros) en el caso de furgonetas y todoterrenos. Además los vehículos deben fabricarse en Estados Unidos y a partir de 2023, los vehículos con baterías que tengan componentes chinos no podrían recibir las ayudas.

Tras la aprobación de esos incentivos las acciones de Tesla se han disparado un 5,3%. Otros fabricantes norteamericanos como General Motors, Ford y Rivian también han notado las subidas de sus acciones en bolsa.