https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Uno de los objetivos es lograr la neutralidad en emisiones de CO2 / P. F.

TRIBUNA DE OPINIÓN

España necesita un plan de movilidad inclusivo

Según las patronales de la automoción agrupadas en «Neutral In Motion» los ciudadanos necesitan una mínima seguridad al elegir cómo y dónde circular

NIM PARA ABC

Estamos en un momento disruptivo donde la innovación se alía con la tecnología para implementar soluciones de movilidad que cuiden el planeta y aborden el problema del cambio climático. El sector de la automoción, puntero en alta tecnología, y actor proactivo en la sociedad ha desarrollado modelos de dos, tres, cuatro o más ruedas para transportar viajeros y mercancías de forma sostenible y respetuosa con su entorno. Vehículos que contribuyen a la transformación de nuestros espacios en entornos limpios, seguros y sostenibles, adaptadas a una movilidad multimodal e inclusiva.

A pesar de la coyuntura socioeconómica y geopolítica desfavorable, todos los agentes de la cadena de valor de la industria de la automoción, presentes en NIM, siguen invirtiendo en innovación y sostenibilidad. Nuestras empresas destinan cientos de millones de euros al desarrollo y adaptación de sus vehículos y servicios a la nueva movilidad limpia, contribuyendo con ello no solo a la reducción de emisiones sino también al mantenimiento de nuestro empleo y calidad de vida.

Las diferentes administraciones deben tener en cuenta que la descarbonización de la movilidad no se hace en un clic. Las innumerables empresas y pymes inmersas en facilitar el derecho a la movilidad de los ciudadanos necesitan que se facilite su transición ecológica. Y los ciudadanos necesitan una mínima seguridad al elegir cómo y dónde circular.

El modelo de movilidad 'a la española' se merece una mínima uniformidad normativa, en la que teniendo presente las diferentes realidades y necesidades territoriales se fijen unos criterios comunes que no impidan el ejercicio fluido de la movilidad. España se merece una regulación nacional que muestre a sus ciudadanos el camino a seguir, independientemente del punto geográfico desde el que se muevan. Esto simplificaría la cantidad de reglamentos, facilitaría los trámites y agilizaría el impulso de la nueva movilidad. De ahí que sea también necesario establecer una regulación unitaria, de mínimos, para las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE). La Ley 7/2021, de 20 de mayo, de Cambio Climático y Transición Energética establece que desde el 1 de enero de 2023 todos los municipios españoles de más de 50.000 habitantes deberán contar con una ZBE. Lo razonable sería que las ZBE y las restricciones asociadas, deben enfocarse prioritariamente al parque más contaminante, que es también el más antiguo.

Del mismo modo, se debería hacer pedagogía por parte de las entidades locales de que todas las opciones de movilidad que tiene el individuo en una ciudad son positivas, siempre que avancen en la descarbonización. Su coche, su moto, su vehículo ligero, compartir los anteriores, optar por un bus o transporte colectivo, ir andando o en bicicleta. Es el ciudadano el que debe poder elegir, desde su libertad individual, de qué forma se mueve, optando cada vez más por vehículos limpios. Porque la descarbonización exige un modelo de movilidad multimodal y sostenible, pero no un modelo contrario a los vehículos. Algo que además sería muy dañino para la inclusión social y territorial.

* Neutral In Motion – Círculo para una automoción sostenible y de futuro, lo forman nueve de las principales asociaciones de la automoción y vehículos de España, unidas por primera vez para promover una transformación tecnológica sin precedentes e impulsar un sector medioambientalmente más sostenible que empuje la descarbonización de la movilidad en España. Arturo Pérez de Lucia, director general de AEDIVE; Jaime Barea, director corporativo de GANVAM; José López-Tafall, director general de ANFAC; Juan Luis Barahona, presidente ejecutivo de FENEVAL; Marta Blázquez, vicepresidenta ejecutiva de FACONAUTO; José María Riaño, secretario general de ANESDOR; José-Martín Castro Acebes, presidente de AER; José Portilla, director general de SERNAUTO; y Javier González Pereira, presidente de ASCABUS.