https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

La demanda de AdBlue y el coste de las materias aumentan un 10% su precio

Este aditivo para los coches de gasóleo reduce las emisiones perjudiciales para la salud y el medio ambiente en un 99%

J. BACORELLE Madrid

El AdBlue es un aditivo que se inyecta en el catalizador de los vehículos con tecnología SCR. Su función es neutralizar los gases NOx emitidos por el motor diésel, los cuales convierte en nitrógeno y vapor de agua. De este modo, reduce las emisiones perjudiciales para la salud y el medio ambiente en un 99%.

Este aditivo, de uso común en los modernos coches con motores diésel, ha aumentado significativamente su precio en los primeros meses de 2021. Según explican desde Green Chem, la empresa comercializadora y distribuidora de AdBlue en España, el primer trimestre del año 2021 cierra con un incremento del 50% de la cotización de la urea (93€/Tn) con respecto a Diciembre de 2020. La urea, en grado automotivo, es la materia prima esencial para la producción del aditivo de los motores diésel. El augmento en el coste de la urea ha llevado necesariamente a un aumento del precio de venta de AdBlue por parte de la mayoría de operadores.

Según explican desde la compañía, el AdBlue se compone de urea grado automotivo (32,5%) y agua desmineralizada (67,5%). La urea es una 'commodity' y, como tal, su precio se negocia en mercados spot y de futuros.

Su coste es variable y depende principalmente de dos factores: del precio de las materias primas, el gas natural y el carbón, y la oferta-demanda mundial. Así pues, cuando el precio del gas natural asciende -como ha sucedido desde inicios de 2021-, se puede esperar que los precios de la urea también aumenten y, como consecuencia, el del AdBlue, aunque no se repercute necesariamente en su precio de venta.

Green Chem lleva completando su propio índice de precios desde hace cuatro años, con una clara intención de mostrar total transparencia con los precios fijados en la comercialización del aditivo. En los últimos datos se puede observar cómo en marzo de 2021, el precio del AdBlue ha subido un 9,6%, una cifra que sigue la tendencia al alza de enero y febrero. Ese aumento se debe principalmente a un aumento del precio del gas natural durante el primer trimestre del año. Por otro lado, como norma general, durante la temporada de fertilización (entre los meses de febrero y mayo), la demanda es mayor, lo que puede impulsar los precios de la urea y, como consecuencia, también subir el precio del aditivo.

Aun así, cabe tener en cuenta que, a pesar de la subida registrada en este primer trimestre del año, el AdBlue sigue teniendo un impacto reducido para el conductor, sobre todo en comparación al gasoil. De hecho, se estima que los turismos ligeros suelen gastar una media de 2 litros cada 1.000 km, algunos incluso menos. Ello implica una media de entre 10.000 y 25.000 km de autonomía antes de necesitar llenar el depósito. El cálculo puede variar en función del tipo de conducción, del motor o del modelo de coche, pero, en todo caso, desde GreenChem remarcan que el repostaje de AdBlue es mucho menor que el de cualquier combustible.

¿Qué es el AdBlue?

El AdBlue es un compuesto que ayuda a disminuir los productos contaminantes y causantes del efecto invernadero derivados de la combustión del motor. Es un liquido que no contamina el medio ambiente, incoloro, inodoro y no es inflamable ni toxico, ya que está compuesto por agua desionizada con un 32,5% de urea.

Este aditivo se inyecta en el catalizador de los vehículos con tecnología SCR. Su función es neutralizar los gases NOx emitidos por el motor diésel, los cuales convierte en nitrógeno y vapor de agua. De este modo, reduce las emisiones perjudiciales para la salud y el medio ambiente en un 99%. El único caso en el que podría afectar al rendimiento del motor es, justamente, utilizar productos alternativos a AdBlue que no cumplan con las especificaciones, o bien quedarnos sin aditivo. En ambos casos, se produce un deterioro del catalizador cerámico que puede influir negativamente en la combustión del motor.

La adición de AdBlue solo puede realizarse en vehículos diésel. En ellos disponemos junto a la entrada del depósito de combustible de una apertura para rellenar el tanque, exclusivo para AdBlue. Tenemos que llenar este depósito cuando el testigo del cuadro de mandos nos lo indica. Además conviene tener en cuenta que no se debe esperar hasta que esté completamente agotado, porque en ese momento no podríamos arrancar el vehículo.

También hay que tener mucho cuidado de no derramar el producto sobre la pintura del vehiculo debido a su alto PH, de 9,5, que actuaria como agente corrosivo. Lo mas habitual es encontrarlo en las estaciones de servicio, donde se venden en recipientes de 10 o de 2 litros, así como en los concesionarios.