https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Cuatro de cada 10 españoles piensan en cambiar su coche por una bici o patinete eléctrico

Los usuarios vulnerables, que ya suponen el 80% de las víctimas mortales en ciudad

Dispositivos como los patinetes eléctricos se han convertido en un transporte ideal para realizar desplazamientos en solitario dentro de territorios urbanos. Además, se trata de un dispositivo que apuesta por el respeto al medioambiente e impulsa la creación de infraestructuras como los carriles bici, que facilitan una movilidad más sostenible en las urbes.

Según el estudio 'El consumidor español ante el reto de la sostenibilidad' realizado por Observatorio Cetelem, para el 70% de los encuestados la movilidad urbana sostenible es importante. De hecho, un 42% se ha planteado el cambio de su transporte privado de combustión por el uso de algún medio de transporte de movilidad urbana como la bici o el patinete eléctrico y un 25% de los encuestados asegura tener la intención de comprar uno de estos medios de transporte. En la misma línea el informe 'Nueva Movilidad Urbana y Seguridad Vial' realizado por Fundación Línea Directa, señala que el 72% de los ciudadanos de nuestro país afirman que han cambiado su forma de desplazarse en los últimos años.

Esto supone como punto a tener en cuenta el incremento de la accidentalidad urbana que, desde 2011 a 2019 (excluyendo 2020, el año del COVID) alcanzó el 42%, produciendo casi 4.700 muertos (+13,5%). Muy llamativo es el caso de los usuarios vulnerables, que ya suponen el 80% de las víctimas mortales en ciudad (2020) y, muy especialmente, el de los ciclistas y usuarios de VMP, dos colectivos que, durante el pasado año, registraron casi 7.000 víctimas y aportaron el 10% del total de usuarios vulnerables fallecidos en vía urbana.

La Fundación Línea Directa también ha querido conocer la percepción de los españoles sobre los cambios que se están produciendo en la normativa y en la forma de desplazarse en las ciudades, a través de una encuesta realizada a 1.700 personas de toda la geografía nacional. De ella, se desprende que más de 17 millones de españoles (44%) reconocen ser usuarios habituales u ocasionales de un VMP o de una bicicleta eléctrica y un 60% ve probable usarlos a corto plazo. Las principales razones: el incremento del precio del combustible y las restricciones urbanas a los coches.

Sin embargo, la nueva movilidad también tiene frenos: el 69% considera que los coches eléctricos son económicamente «inalcanzables» y las nuevas normas no acaban de gustar a una parte de los usuarios de los patinetes eléctricos. El 38% afirma que dejará de usar su VMP por la exigencia del casco y el 24% por la prohibición de circular por las aceras. Además, otro 50% no cogería más su vehículo si les exigieran matricularlo o registrarlo.

Ante este incremento de usuarios, Anovo propone 5 consejos de mantenimiento para alargar la vida útil de los patinetes eléctricos:

⦁ Prestar atención a las necesidades de la batería. Para mantener la salud de la batería es recomendable usar el cargador original y no agotar la carga del vehículo por completo. Además, como en el resto de dispositivos electrónicos, es aconsejable cumplir con los ciclos de carga completos.

⦁ Revisar las ruedas con asiduidad. En este sentido, es muy importante mantener los niveles de presión predeterminados por el fabricante y realizar revisiones de forma periódica recurriendo al uso de un manómetro. Hay que usar siempre ruedas originales, puesto que en muchos casos el sistema de suspensión del patinete se encuentra en las ruedas, se evita así que las piezas del patinete sufran un estrés mecánico o incluso se rompan.

⦁ Limpiar el patinete eléctrico correctamente. La mejor opción para la limpieza de estos dispositivos es el uso de un paño humedecido que permita limpiar la suciedad y el polvo presentes en el patinete. Sin embargo, al ser un vehículo eléctrico, no se debe recurrir a un lavado con agua, que podría producir daños irreparables.

⦁ No usar el patinete en días de lluvia. Así como no se recomienda someter al patinete a agua bajo presión, tampoco se debe usar cuando llueve, pues el agua puede dañar los componentes internos del vehículo.

⦁ Acudir con regularidad a talleres y servicios técnicos homologados por el fabricante. La complejidad del funcionamiento de un patinete eléctrico requiere que ciertas tareas de mantenimiento se realicen en centros de reparación oficiales. En concreto, es recomendable recurrir a servicios técnicos que están homologados, por lo que sus técnicos están especializados en la reparación de este tipo de dispositivos y cuentan con la tecnología necesaria para reparar, haciéndolo siempre con piezas originales para que los usuarios conserven la garantía del fabricante.