https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Cómo contribuye el autobús a la lucha contra el cambio climático

Expertos aseguran que el autobús es el modo de transporte menos contaminante en términos de emisiones de gases de efecto invernadero

PATXI FERNÁNDEZ Madrid

Con motivo de la celebración de la edición número 26 de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP26, del 31 de octubre al 12 de noviembre en Glasgow, son numerosas las propuestas que tanto desde iniciativas públicas como privadas se están poniendo encima de la mesa para luchar contra el aumento de la temperatura del Planeta.

En la COP26, que congrega a países de todo el mundo, se discutirán los planes de los distintos estados para impulsar sus acciones para abordar el cambio climático. Esta conferencia marca un momento clave en la aceleración de acciones hacia los objetivos del Acuerdo de París y la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

En este contexto CONFEBUS reclama a la Unión Europea que coloque al transporte en autobús en el centro de las conversaciones sobre el clima por su sostenibilidad social, medioambiental y económica, y pide que los Estados miembros adopten medidas más ambiciosas de promoción del transporte público para abordar el reto climático.

Rafael Barbadillo, presidente de CONFEBUS, apunta que «el transporte en autobús está en disposición de asumir una posición de liderazgo en la lucha contra el cambio climático y la UE debe situar al autobús entre las prioridades para garantizar una movilidad sostenible. Debemos seguir trabajando por una movilidad sostenible, segura y conectada».

Desde esta organización explican que el autobús es el modo de transporte menos contaminante en términos de emisiones de GEI (gases de efecto invernadero), un 13% menos contaminante que el tren, y el segundo menos contaminante en emisiones de CO2 -68 gramos de dióxido de carbono por pasajero y km-. Además, el fomento en los últimos años de algunas medidas, como la transición a una flota de bajas o nulas emisiones, contribuyen a que sea una forma de transporte percibida cada vez más respetuosa con el medioambiente.