https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Una importante mayoría apuesta por tener ciudades sin coches / P. F.

Los coches están parados de media el 96% del tiempo

La encuesta abarca ocho capitales europeas y refleja el deseo de los ciudadanos de utilizar los vehículos de forma más eficiente

CANAL MOTOR

En Madrid, siete de cada diez ciudadanos opinan que las plazas de aparcamiento deberían sustituirse por espacios verdes. Un 40% querría aceras más anchas y un 36% más bancos donde poder descansar. En el caso de los parkings, uno de cada dos madrileños querría verlos convertidos en centros médicos, mientras que uno de cada tres los sustituiría por viviendas, museos o bibliotecas. En el caso de los jóvenes de 25 a 34 años, su preferencia sería convertirlos en espacios de co-working.

A nivel internacional, los resultados son reveladores. Bruselas, una de las ciudades menos verdes del estudio, es la que menos desea introducir más vegetación en su ciudad. Los londinenses son los que más votan a favor de más arte público, arte callejero y grafitis en sustitución de los aparcamientos.

En Ámsterdam, quieren carriles bici más amplios. Y en Estocolmo, destacan los 550.000m2 de espacios de aparcamiento permanentes, lo que equivale a más de 77 campos de fútbol. En cualquier caso, se estima que los coches que circulan por las principales ciudades europeas están parados en 96% del tiempo.

Esta es una de las principales conclusiones que se desprende del estudio «Ciudades re imaginadas por Lynk & Co», donde más de 8.000 encuestados de ocho capitales europeas (Madrid, Londres, París, Berlín, Roma, Ámsterdam, Estocolmo y Bruselas) imaginan las ciudades de futuro. Así, prefieren menos coches en las calles y dedicar espacio de las calzadas a zonas verdes y sitios de ocio y culturales, como museos o bibliotecas.

«Con los coches aparcados el 96% del tiempo, nuestras ciudades tienen mucho potencial sin utilizar. Los resultados de la encuesta confirman que vamos en la buena dirección, y me entusiasma personalmente que los ciudadanos europeos, y en especial los madrileños, estén de acuerdo con nuestra visión de ciudades más accesibles, abiertas y verdes. Es hora de reclamar nuestro espacio humano frente a los coches«, explica Alain Visser, CEO deLynk & Co.

Para la compañía, un uso más eficiente de los vehículos, evitando que estén gran parte del tiempo parados ocupando espacio urbano, permitiría disfrutar de más espacios verdes, contribuyendo también a generar un impacto positivo en el medio ambiente, y por qué no, en la sociedad.

Los datos de la encuesta confirman el deseo de los ciudadanos de rediseñar sus ciudades, pasando los coches a un segundo plano. En esta revolución, l as empresas del sector automovilístico juegan papel fundamental, poniendo en valor el uso y la experiencia frente a la propiedad. Al re imaginar los coches para que sean flexibles, compartidos y adaptados a la vida moderna, la compañía confía en que las ciudades puedan contar con más espacios para las personas.

Re imaginar las ciudades con menos tráfico implica un cambio de mentalidad hacia los coches y su uso. Un 40% de los madrileños compartiría coche y el 28% ya lo hace. Según la encuesta, los jóvenes son más propensos a compartir el coche. Así, la compañía defiende que un uso más eficiente de los vehículos, además de permitir contar con más zonas peatonales, reduciría considerablemente el tráfico. Del estudio se desprende que el exceso de tráfico y los atascos son un problema para el 40% de los encuestados.