https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Martin Sander dirige la nueva unidad de negocio Ford Model e en Europa / P. F.

Martin Sander

«El coche eléctrico es mejor, nadie va a querer uno de combustión»

Para el responsable de la división de vehículos eléctricos de Ford, la elección de la planta de Almussafes para sus próximos modelos es una buena noticia para España, pero también implica una transformación y reorganización del trabajo y del empleo

PATXI FERNÁNDEZ

Desde el pasado mes de junio Martin Sander es el director general de Ford Model E en Europa. Esta nueva unidad de negocio global de Ford es parte de las apuestas de la compañía por acelerar la transformación de su negocio global de automoción. Martin Sander, en su papel de director general, liderará la producción de vehículos eléctricos de última generación, así como el desarrollo de software, tecnologías y servicios para vehículos conectados, y augura un futuro de la automoción en el que nadie echará de menos los vehículos actuales de combustión.

Una transformación en la que la factoría de la marca en Almussafes (Valencia) juega un papel muy importante, ya que esta factoría ha sido la elegida para ensamblar vehículos basados en una arquitectura de vehículos eléctricos de nueva generación propia de Ford. Esto supone según Sander una buena noticia para España, pero también implica una transformación y reorganización del trabajo y del empleo.

- ¿Qué supone esta apuesta de Ford por fabricar sus modelos eléctricos en España?

Creo que es genial para España y para Valencia que Ford considere hacer otra inversión sustancial en electrificación, pero también es cierto que tenemos que reestructurarnos en todas partes. El tiempo que lleva producir un vehículo eléctrico es significativamente menor que el tiempo que lleva producir un vehículo con motor de combustión. Según a quién le preguntes, está entre el 30% y el 50%, por lo que necesitaremos menos capacidad para construir vehículos en el futuro. Esa es una realidad. Y eso se aplica a todas las fábricas de todos los lugares, y como resultado también Valencia tiene que pasar por un programa de reestructuración. La nueva era eléctrica acarreará una sensible reducción de las horas de trabajo en la fábrica, entre un 30% y un 50% menos.

- ¿Esto significa una reducción en el número de puestos de trabajo?

En estos momentos estamos estamos explorando las muchas oportunidades que tenemos para las instalaciones de Valencia, un proceso que intentaremos culminar durante el próximo año. Para ello estamos ya dialogando con los agentes sociales con el objetivo de redimensionar Almussafes y buscar nuevas oportunidades. Lo cierto es que necesitaremos menos capacidad para fabricar vehículos en el futuro, esa es la realidad y se aplica a todas las fábricas en todos los lugares para todas las plantas a todas las fábricas y, como resultado, Valencia también tiene que pasar por un programa de reestructuración del tamaño del mismo. En cualquier caso la elección de Valencia para fabricar los nuevos modelos eléctricos de la marca es una buena noticia.

- ¿La apuesta de Ford es por la electrificación, pero ¿están los compradores y las ciudades preparadas para el coche eléctrico enchufable?

El primer modelo completamente eléctrico que lanzamos al mercado europeo es el Mustang Mach-E, que importamos desde Estados Unidos. Es un coche extremadamente exitoso, el único problema es que no podemos tener todos los que querríamos, ya que es un producto con una demanda muy alta. Según nuestros planes, en Europa seremos una de las compañías automotrices con el crecimiento más rápido en la penetración de vehículos eléctricos y le pisaremos los talones a Tesla muy pronto. En cuanto a los clientes, el coche eléctrico es simplemente mejor que el de combustión, se conduce de manera más suave, es silencioso y la aceleración es instantánea. Solo aporta ventajas, por lo que en 2035 no creo que nadie se acuerde ya del vehículo de combustión. Es cierto que el proceso de electrificación avanza con diferentes velocidades.

Tenemos que mirar por ejemplo a Dinamarca, a Suecia, a los Países Bajos, ciudades y países como Bélgica, en los que el coche eléctrico ya triunfa hoy. La electrificación de Alemania también está creciendo creciendo rápidamente. Así que me pregunto si en 2023 o en 2024 habrá clientes que todavía quieran la combustión y no veo una razón, siempre y cuando se avance en la instalación de puntos de recarga.

- Pero el coche eléctrico sigue siendo más caro. ¿Esto no puede ser un problema?

Las marcas estamos trabajando en ello, y los precios se equilibrarán. Estoy convencido de que la transición al eléctrico se desarrollará mucho más rápido que la fecha límite de 2035.

Martin Sander dirige la nueva unidad de negocio Ford Model e en Europa / P. F.

- ¿Qué le parecen los plazos dados por la Unión Europea para el final de la combustión?

No creo que sea un problema ni que el plazo sea corto por dos razones. En primer lugar, la industria del automóvil está preparada y estaremos listos, así que tenemos una gama completa de vehículos eléctricos antes de 2030. Nuestro primer vehículo cien por cien eléctrico fabricado en Europa llegará a finales de 2023, además de un segundo modelo crossover en 2024. Ambos se ensamblarán en Colonia (Alemania). Además, Ford hará el Puma eléctrico (aunque no sabemos si llevará este nombre) en Rumanía, y lanzará las nuevas versiones eléctricas de la Transit Custom y la Tourneo Custom, dos vehículos comerciales, que se harán en Turquía a partir del año que viene.

- Uno de los modelos de más éxito de la marca es el Kuga, fabricado en España. ¿Cuál es el futuro para este modelo?

El Kuga está listo para los estándares de emisiones de la normativa Euro 7 que tendrán que cumplir los coches nuevos a partir del 1 de enero de 2026, por lo que podemos producirlo durante un largo periodo de tiempo. Siempre y cuando veamos demanda en el mercado, seguiremos haciendo el Kuga. Es un modelo de volumen que se producirá, posiblemente, durante muchos años, incluso más allá de 2027. Es el híbrido enchufable más vendido en Europa en todos los segmentos. Es realmente una gran historia de éxito. Aún así los híbridos enchufables como el Kuga tienen una tecnología de transición. Nuestro plan es ir hacia un modelo 100% eléctrico en Europa.

- China domina el mercado de las baterías, y cada vez hay más vehículos chinos en Europa. ¿Es un peligro para la automoción europea?

Son dos temas diferentes, por un lado los vehículos chinos y por otro el suministro de baterías. En cuanto al abastecimiento, nosotros estamos estamos constantemente buscando suministros en diversas fuentes, con diferentes empresas y en todo el planeta . De hecho, para el próximo año tenemos garantizado el suministro del 100% de las baterías. en el segundo aspecto, tenemos un plan de producto muy sólido para el próximo, y creo que las marcas europeas no tenemos por qué tener miedo de los vehículos que lleguen de china. En Ford tenemos además una trayectoria de éxito. Nuestro modelo consiste en construir un negocio muy profesional y muy rentable con vehículos eléctricos y estamos en camino de hacerlo aquí tenemos un plan de producto muy sólido.

En su apuesta por la electrificación, Ford se divide en áreas específicas para eléctricos y combustión. La marca pretende duplicar sus márgenes operativos de cara a 2026 y superar el 10%, frente al 5,4% de 2021. A ellas se les suma la rama de negocio de modelos comerciales Ford Pro, creada en mayo de 2021. Los tres departamentos compartirán ciertos elementos, pero operarán de manera prácticamente independiente. El motivo de esta decisión es el de duplicar los márgenes operativos de cara a 2026 y superar el 10%, frente al 5,4% que registraron en 2021 . Para ese año, también estiman que fabricarán más de dos millones de modelos cero emisiones. Ford comenzará a dar las cifras financieras de forma separada para Blue, Model e y Pro a partir del año que viene.

La decisión de crear Model e provino del éxito de los equipos que desarrollaron el Ford GT, Mustang Mach-E o la pick-up F-150 Lightning, así como de la división de vehículo eléctrico que opera en China.