https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Los camiones eléctricos de Volvo se ponen a prueba en el Circuito del Jarama

Los camiones pesados de Volvo que completan la flota eléctrica desempeñan así un papel fundamental en el reto global por reemplazar sus versiones diésel en un 100% para 2040

CANAL MOTOR

Volvo Trucks inició en septiembre de este año la producción en serie de camiones eléctricos pesados de 44 toneladas, Volvo FH, Volvo FM y Volvo FMX. Un salto para la industria en la que el fabricante sueco es pionero y lidera el camino sostenible del transporte de mercancías a nivel mundial.

Los camiones pesados de Volvo que completan la flota eléctrica desempeñan así un papel fundamental en el reto global por reemplazar sus versiones diésel en un 100% para 2040.

Con los nuevos Volvo FH, Volvo FM y Volvo FMX, ofrecen una nueva experiencia de conducción eficiente que marca la diferencia para la descarbonización del transporte por carretera.

La presentación de esta gama eléctrica ha reunido en el circuito del Jarama en Madrid a unas 300 personas que, en el evento Go Electric pudieron probar la experiencia de la conducción de los nuevos modelos mediante test drives en pista.

Giovanni Bruno, Director general de Volvo Trucks España, explicó la estrategia de sostenibilidad de la compañía sueca para reafirmar su firme apuesta por la descarbonización del transporte de mercancías «Ahora es el momento de actuar para cuidar a las futuras generaciones y Volvo ha decidido dar un paso adelante con estos camiones 100% eléctricos. Es un privilegio ser la primera marca del mercado en tener una gama completamente eléctrica, como muestra de nuestro liderazgo en innovación y tecnología. Para hacer que la electromovilidad sea una realidad todos juntos debemos ser parte del cambio». Un cambio fundamental, comentaba, que «va a ocurrir sí o sí».

El transporte por carretera es el área más priorizada para reducir las emisiones de CO2, según las principales empresas de comercio electrónico y fabricación en Europa. Un nuevo informe realizado por Ipsos y Volvo Trucks muestra que las empresas están dispuestas a pagar más por los proveedores de transporte con menores emisiones de CO2.

Volvo Trucks ha establecido un objetivo global de que en 2030, el 50 % de todos los camiones nuevos vendidos sean eléctricos con pilas o pilas de combustible. La transición a la electricidad está siendo liderada por Europa y América del Norte, donde los objetivos son aún más elevados. Por ejemplo, en Europa la ambición se sitúa actualmente en torno al 70 % para todos los camiones nuevos vendidos en 2030.

Volvo Trucks está realizando pruebas de camiones eléctricos de pila de combustible que solo emiten vapor de agua y tienen un rango operativo comparable a los camiones diésel, de hasta 1000 km. Dentro de unos años se iniciará una segunda fase piloto en la que se realizarán pruebas a los clientes en la vía pública.