https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

El director general de ŠKODA en España, Fidel Jiménez de Parga / P. F.

Skoda se plantea entrar en el 'top 10' «sin canibalizar a Seat»

La red de la marca ha alcanzado un margen de beneficios histórico del 2,7%

JUAN ROIG VALOR

El director general de Skoda España, Fidel Jiménez de Parga, se considera «un hombre afortunado por estar en el lugar y el momento adecuados», Los resultados obtenidos hasta la fecha en 2022 lo avalan, pues su red de concesionarios ha logrado un máximo histórico en términos de rentabilidad, con un cierre del tercer tromestre con un 2,7% de margen de beneficio antes de impuestos.

Para ponerlo en referencia, la media del resto de concesionarios españoles se situó, hasta la fecha, en un 1,98%. Para el directivo, el objetivo es consolidar los resultados de la red, que ha ampliado sus puntos de venta en la Península Ibérica hasta 67, «llegando a puntos en los que otras marcas del 'top 10' estaban y nosotros no, como Olot o Figueras».

Pero estos no son las únicas metas que se ha fijado el directivo. Entre ellas, se encuentra el de alcanzar en torno a un 5% de cuota de mercado (actualmente está en torno al 2,7%), algo que consideran que, se podría lograr sin demasiados quebraderos de cabeza en menos de una década.

Alcanzar estas cifras supondría situar a Skodaentre las 10 marcas más vendidas del mercado español, algo que la marca pretende replicar en otros ruedos del sur de Europa. «Tenemos todavía muchos deberes por hacer en estos países», se lamenta poniendo como ejemplo a Alemania, en donde su marca es el único emblema no alemán de los cinco primeros.

Para llegar a estos números en España tendrían que estar matriculando en torno a 50.000 unidades al año, algo que no será posible a menos que el mercado se haya recuperado y vuelva a su cauce normal de 1,2 millones de matriculaciones.

En los últimos dos años, Skoda ha tenido un rendimiento excepcional, pues es la marca más rentable del segmento de Volumen del Grupo Volkswagen. En cambio, su 'rival' espzño, Seat, contra el que compite en términos de precio y acabados, aún no ha vuelto a las cifras positivas.

Esto, tomando en consideración que Seat no ha recibido ningún anuncio de producto y que Skoda tiene confirmados tres lanzamientos de modelos eléctricos para los años 2024, 2025 y 2026, hace dudar sobre el futuro del emblema español. Sin embargo, Jiménez de Parga ha mantenido que «no está interesado en canibalizar a Seat para aumentar su cuota de mercado», sino que prefiere atacar a otras marcas pertenecientes a grupos rivales.

De momento, para apuntalar el crecimiento en España, la marca se centrará en potenciar su negocio de vehículos de ocasión, con la búsqueda de duplicar los volúmenes actuales, que están en torno a unos 6.000 coches anuales. Además, considera que sus modelos eléctricos también son clave para el éxito y ya han solicitado triplicar los volúmenes del SUV Enyaq, pasando de las 500 de 2022 a unas 1500 en 2023.

Capacidad de resiliencia

Si de algo es un ejemplo Skoda es de su capacidad de sobreponerse a la adversidad. De las marcas del Grupo Volkswagen, ha sido la más afectada por la guerra de Ucrania, dado que Rusia suponía su segundo mayor mercado y en torno a un 10% de su volumen de ventas anual.

En lo que va de año, las entregas de la marca checa se han reducido un 20%, pero la facturación ha crecido en un 14%, hasta alcanzar los 15.000 millones de euros. El resultado operativo hasta septiembre fue de 856 millones de euros, un retroceso del 5%.

Sin embargo, el constructor se encuentra en un momento dulce: su cartera de pedidos está en una media de cuatro meses de espera —simplemente en España esta cifra es de 10.000 unidades, algo que nunca se había dado antes—, lo que supone que «la demanda de vehículos duplica a la capacidad las fábricas», algo que les permitirá seguir manteniendo los buenos márgenes de cara al futuro.