https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Begoña Cristeto (KPMG), María Helena Antolín, Alfonso Sancha y Emilia Pérez / Efe

Seat espera a la convocatoria del Perte para la concretar la fábrica de baterías

Aún no está decidido qué autonomía acogerá la instalación, lo que dependerá de factores técnicos y económicos

UNAI MEZCUA

Seat y su matriz Volkswagen siguen sin concretar la ubicación definitiva de la tercera fábrica de baterías del grupo, que muy probablemente se situará en España. Según el vicepresidente ejecutivo de Compras de la española, Alfonso Sancha, la automovilística no tomará una decisión definitiva sobre en qué autonomía se localizará «hasta la convocatoria del Perte», el instrumento que articulará el desembolso de los fondos europeos para la transformación del sector automovilístico.

El Ejecutivo se ha comprometido a tener lista la convocatoria del mismo antes de final de año. Supondrá una inyección de 4.295 millones de euros de dinero público en el sector, que según las estimaciones del Gobierno movilizarán otros 19.000 millones de euros de inversión privada. El objetivo es asegurar la fabricación en España de vehículos eléctricos y conectados, y de baterías para alimentarlos.

«Tenemos la esperanza de que se confirme (la convocatoria) antes de final de año, y que poco después tengamos la capacidad de tomar la decisión», aseguró Sancha en la jornada «Fondos europeos, las claves de la recuperación», de KPMG y la agencia Efe, en la que reiteró que «habrá que esperar hasta la convocatoria». El secretario general de industria, Raül Blanco, que clausuró la jornada, recogió el testigo al asegurar que trabajan «sin descanso y casi sin dormir» para tenerla lista antes de final de año.

Sancha es también el artífice del proyecto Future Fast Forward, por el que la automovilística quiere fabricar 500.000 eléctricos en España a partir de 2025 gracias a los fondos de dicho Perte. El programa, que agrupa a más de una quincena de empresas de diferentes sectores y autonomías -entre ellas Gestamp, Antolín, Caixabank o Telefónica- prevé también erigir una fábrica de baterías. Su ubicación definitiva dependerá, según Sancha, «de factores técnicos y económicos», después de la pugna entre distintas regiones por adjudicarse una instalación clave para el futuro de la industria.

Por ahora, el consorcio solo ha asegurado sobre la fábrica de baterías que muy probablemente estará en España, sin concretar la autonomía . El grupo Volkswagen tiene dos plantas en España, la de Martorell de Seat en Cataluña y la de Landaben de Volkswagen en Navarra. Una de las condiciones para acceder a los fondos europeos es que impliquen al menos a dos comunidades autónomas.

«España tiene factores positivos para la fabricación de baterías, como el alto porcentaje de energías renovables», valoró Sancha, en un acto inaugurado por la presidenta de Navarra, María Chivite, que aseguró que la automovilística ya confirmó en julio que contaba con su planta navarra para sus planes de futuro. «Ha sido premiada como la mejor fábrica del sector en Europa», recordó Chivite.

Por su parte, Begoña Cristeto, socia de automoción, industria y química de KPMG, recordó que el sector automovilístico tiene la capacidad de incrementar de 210.000 a 310.000 millones su cifra de negocio en España si su transición hacia la movilidad eléctrica y conectada tiene éxito. Para ello, pidió a las administraciones que mantengan los planes de ayudas, como el Moves o el Pive, y aseguren que la normativa es homogénea en toda España. «Es una enorme oportunidad para la industria», coincidió también María Helena Antolín, presidenta de la patronal de empresas de componentes, Sernauto.