https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Cadena de montaje del Renault Austral en Palencia / Renault

José Vicente de los Mozos

Renault asegura que el diésel «ha pasado a la historia»

JUAN ROIG VALOR

No parece que los motores de combustión tradicional vayan a tener mucho recorrido dentro del Grupo Renault. Ya con el Arkana se decidió prescindir del propulsor diésel —y de la transmisión manual—, una tendencia que se ha consolidado con su último SUV, Austral.

El director industrial mundial del Grupo Renault y presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, durante la presentación del nuevo todocamino se mostró tajante: «Creo que el diésel pasó a la historia en el momento en el que la comunidad europea decidió decantarse por la electrificación».

El director de Renault España, Sébastien Guigues, le secundó: «Pensamos que lanzar un motor diésel al mercado es un poco anticuado, especialmente cuando nuestro motor híbrido cuenta con la etiqueta Eco y con 15 gramos menos de CO2 por km».

De los Mozos también aprovechó para criticar el Perte del Vehículo Eléctrico, afirmando que este proyecto no va a resolver los problemas de la industria española, pues los cambios se deben hacer en toda la cadena de valor.

«Solamente con poner fábricas de baterías no se arreglan las cosas. Se necesita un plan país y una hoja de ruta para la transformación de la industria», afirmó el directivo. La transición hacia la electrificación es algo que tiene «mucho recorrido por delante pero se debe hacer de una manera ordenada».

«Estas decisiones son delicadas geopolíticamente y no se pueden tomar a la ligera», señaló De los Mozos. «Es esencial tener en cuenta lo que pide el usuario y considerar que en Madrid, por ejemplo, la mayoría de los coches tiene más de 12 años de antigüedad. No matemos las cosas antes de tiempo».

El Austral es el primer modelo en llegar después de la implementación del plan industrial Renaulution España, que estará en vigor hasta 2024. Este modelo es el primero en recibir la plataforma CMF-CD, que será la base de otros dos modelos de los segmentos C y D que saldrán de las líneas de montaje de Palencia.