https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

El Moves III recibe más de 27.500 solicitudes en sus cuatro meses de vigencia

Desde el sector de las dos ruedas critican la dificultad de acceder a las ayudas por la compra de vehículos de bajas emisiones

J. BACORELLE Madrid

El programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (Moves) en su tercera edición ha recibido ya más de 27.500 solicitudes por valor de 256 millones de euros en los cuatro primeros meses de vigencia efectiva, según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). Sin embargo desde la patronal de las dos ruedas Anesdor, han criticado que este plan de incentivos, al considerar que, al igual que tal y como afirmaba recientemente el director de Citroën para España y Portugal «no ha supuesto un importatne impulso para la vetna de vehículos» .

Según la información del IDAE, al tratarse de un programa territorializado, en la mayoría de las comunidades autónomas el plazo de solicitudes se abrió entre agosto y septiembre, por lo que el programa Moves III solo ha estado operativo cuatro meses.

La primera comunidad autónoma en hacerlo fue Islas Baleares, el 5 de julio, mientras que Extremadura fue la última en poner en marcha este programa de ayudas a la adquisición de vehículos eficientes, abriendo las solicitudes el 8 de diciembre.

El programa Moves III, plurianual hasta 2023, de incentivos ligados a la movilidad eléctrica cuenta con un presupuesto de 400 millones de euros movilizados del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) para la ejecución de los fondos Next Generation de la Unión Europea.

El Gobierno ha reservado una partida adicional de otros 400 millones de euros que se activará y se podrá destinar al Moves, en caso de que las comunidades autónomas vayan agotando sus presupuestos adjudicados a este programa.

Las ayudas del Moves III

A los particulares, se les subvencionará con 7.000 euros, en el caso de achatarrar un vehículo de al menos 7 años, (de 4.500 si no hay coche). De 9.000 euros para furgonetas (7.000 sin achatarramiento) y 1.300 para motos (1.100 sin desguace). La ayuda sube a 53.000 euros si el vehículo consta de 8 ó 9 plazas. Además, las ayudas se incrementará en un 10% para personas con movilidad reducida, taxi, VTC y habitantes de municipios de menos de 5.000 habitantes.

Para las PYMES, la ayuda ascenderá a 5.000 euros si adquieren una furgoneta y a 4.000 en el caso de adquisición de un turismo. En el caso de las motocicletas, la subvención asciende hasta los 1.300 euros.

Para que los híbridos enchufables sean subvencionables han de tener una autonomía igual o superior a 90 Km. La cuantía de la subvención cambia si la autonomía de estos vehículos está entre 30 y 90 Km de alcance, recibiendo 5.000 o 2.500 euros en función del achatarramiento.

El programa se divide en dos tipos de actuaciones. Por un lado, recoge ayudas p ara la adquisición de vehículos eléctricos y por otra parte ofrece subvenciones a la instalación de infraestructuras de recarga.

Critican la dificultad del proceso

Pese a estas cifras, desde la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor) ha destacado que el Plan Moves III, de impulso a la movilidad eléctrica, no está distribuyendo todas las ayudas esperadas, ya sea por la dificultad del proceso o porque no se cubre parte del sector de las motocicletas.

En el caso del sector de dos ruedas, solo pueden obtener ayudas las motos que no superen los 12.000 euros de precio. Concretamente, las motos eléctricas, que tienen un mayor precio, quedan fueran de este plan y por lo tanto, no ayudan al sector a evolucionar hacia la movilidad sostenible, según ha subrayado el secretario general de Anesdor, José María Riaño.

Anesdor ha indicado que los planes Next Generation de la Unión Europea son una oportunidad industrial y esperan que el Gobierno de un «último empujón» al sector, ya que es «la gran olvidada» puesto que no cuenta con ninguna línea estratégica en el Plan de Movilidad del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y la mayoría de los ayuntamientos tampoco la recogen en sus ordenanzas.

De hecho, se ha agotado el presupuesto disponible para puntos de recarga en 13 comunidades autónomas. En el caso de los vehículos, en distintas comunidades, a 31 de diciembre, ya se ha invertido más del 50% del presupuesto, destacan Madrid (58%), Cataluña (57%) o País Vasco (45%).

En el mismo sentido se mostraba recientemete el director de Citroën para España y Portugal. Según explicaba a este diario Nuno Marques «el Plan Moves III no ha supuesto una gran ayuda para la venta de vehículos», por lo que desde la marca esperan que «los futuros planes de ayuda sean más sencillos, claros y rápidos para los clientes».

Desde el IDAE aseguran que están trabajando con las comunidades para poner en marcha un sistema ágil de ampliación de presupuesto, para dar salida en todas aquellas regiones donde se vaya agotando o esté próximo a agotarse.

Inversiones en Movilidad

El Programa de Apoyo a Proyectos Estratégicos para la Recuperación y la Transformación Económica (Perte) del Vehículo eléctrico y conectado, pendiente de la convocatoria para la presentación de los proyectos, prevé una inversión total de más de 24.000 millones de euros en el periodo 2021-2023, con una contribución del sector público de 4.295 millones de euros y una inversión privada de unos 19.714 millones de euros.

Algunos de los programas del Perte ya están en marcha, como el propio Moves III o el Moves Singulares II. Además, pendiente de convocatoria está el nuevo programa de ayudas, Moves Flotas, dotado con 50 millones de euros con el fin de incentivar la electrificación de parques de vehículos ligeros.

Asimismo, el pasado 21 de diciembre, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico aprobó un Real Decreto para digitalizar las redes de distribución de electricidad e impulsar la infraestructura de recarga para vehículos eléctricos en la vía pública y que estará dotado con 525 millones de euros del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Desde el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía consideran que la respuesta que está teniendo el Moves III es «satisfactoria» y esperan que el ritmo de solicitudes se mantenga e incluso aumente en 2022 y 2023, estimando que el valor de las ayudas pueda llegar a los 760 millones de euros en un año si se mantuviese la cadencia actual.