https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Hidrogenera de la Avenida de Manoteras 34 de Madrid, inaugurada el pasado enero para surtir a las flotas de Toyota, Enagás, Urbaser y Sumitomo

España también pincha en el coche de hidrógeno: no hay dónde cargarlo

Los fabricantes automovilísticos exigen incentivar la compra de este tipo de vehículos y agilizar los farragosos trámites para construir hidrogeneras

UNAI MEZCUA Madrid

España también llega tarde a la próxima revolución de la movilidad. No solo nos estamos quedando rezagados en la producción y venta de vehículos eléctricos, sino que la infraestructura y venta de vehículos de hidrógeno en nuestro país « puede considerarse inexistente», en palabras de la Asociación Española de Fabricantes de Vehículos (Anfac).

Mientras que en el conjunto de Europa, a cierre de 2020, se habían matriculado 2.453 vehículos impulsados por el hidrógeno, en España tan solo se habían vendido 15. Y prácticamente no hay dónde recargarlos, ya que no hay ni una sola hidrogenera de acceso público en todo el país. Tan solo existen un puñado de estaciones de recarga para flotas privadas. Ello pese a que el Gobierno se ha fijado como objetivo que en 2030 haya en nuestro país entre 5.000 y 7.500 vehículos de hidrógeno, y entre 150 y 200 hidrogeneras.

«Otros países, como Francia o Alemania comienzan avanzar rápidamente en el desarrollo de infraestructuras de suministro», asegura Anfac en un comunicado. El pasado junio, Anfac y la patronal gasística Gasnam presentaron una hoja de ruta para adelantar a 2025 el objetivo de hidrogeneras del Gobierno, y situarlas estratégicamente en los principales corredores españoles.

La asociación reclama, entre otras medidas de estímulo, que se garantice la continuidad en el tiempo de los incentivos a la compra de este tipo de vehículos -como el actual plan Moves-, se aprueben bonificaciones fiscales, se estimule la compra por parte de flotas de taxi o autobuses públicos, o que las propias administraciones públicas los adquieran para satisfacer sus necesidades de movilidad.

«Si no concretamos propuestas el esfuerzo del sector de la automoción en innovar e invertir en nuevos vehículos no se verá acompañado y no podremos lograr nuestros objetivos de descarbonización del parque en 2050», advierte José López-Tafall, director general de Anfac.

La asociación también hace hincapié en el reto que supone la instalación de hidrogeneras en España, como también lo es construir un punto de recarga para vehículos eléctricos. En este sentido, pide «simplificar los trámites administrativos» y establecer «una ventanilla única» para solicitar los permisos, «lo que permitiría el impulso preferente de los trámites acortando los plazos de ejecución».

Asimismo, de cara a estimular la fabricación en España de este tipo de modelos, propone favorecer la inversión en proyectos que impulsen la hidrólisis limpia o el almacenamiento a alta presión en los vehículos, e impulsar planes de formación sobre el hidrógeno.