https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Los trucos definitivos para eliminar los mosquitos del coche

A. NOGUEROL El Barco de Ávila

La llegada de la primavera, la altas temperaturas que este año se alteeran con lluvias y tormentas, han puesto de actualidad a unos molestos visitantes que acuden año tras año y se son atraidos por nuestro coche tan pronto como salimos a la carretera: miles de insectos que se quedan pegados al parabrisas y a la carrocería.

Además del factor estético, lo cierto es que los mosquitos adheridos al parabrisas son un problema porque limitan la visibilidad de forma importante, y más si de repente se pone a llover porque hace que los limpiaparabrisas dejen de hacer su función correctamente.

Por eso es importante eliminarlos tan pronto como sea posible, porque además si los dejamos, y debido al efecto del sol, se pueden provocar daños importantes en la pintura del coche que solo se solucionarán con una visita al taller.

Para eliminar los insectos del exterior de nuestro coche sin provocar daños y con mayor facilidad posible es importante seguir las siguientes indicaciones:

Para el parabrisas, la espuma limpiacristales es muy eficaz eliminando los insectos. Uno de los factores que hace que sean difíciles de eliminar es que se resecan con el aire de la marcha y el calor. Lo mejor para que no lleguemos a quedarnos casi sin visibilidad en el parabrisas es que, antes de salir de viaje, llenemos el depósito del lavaparabrisas y lo usemos en cuanto tengamos algunos restos de insectos en el cristal. No hay que esperar a no ver nada, da pasadas con frecuencia para que no se resequen y que ya sea imposible quitarlos solo con las escobillas limpiapabrisas.

Si no disponemos de productos específicos, lo mejor para eliminar los insectos del parabrisas es mojarlos primero con agua templada y luego con una manguera de alta presión utilizar el chorro de agua como si fuese una espátula.

Para prevenir que los insectos se incrusten demasiado y hacer más fácil la limpieza del parabrisas, puede ser una buena idea tratar previamente el parabrisas con un repelente de lluvia. La película que forman estos productos sobre el cristal también impide que se adhieran demasiado los insectos y hacen más fácil su limpieza posterior.

En cuando a la carrocería, el frontal del coche, especialmente el filo del borde delantero del capó, es la parte que más sufre con los impactos de los insectos. Lo mejor para protegerlo es usar selladores y ceras que hagan, como en el caso del parabrisas, que los restos no se incrusten demasiado. Lo más importante es no frotar los restos de los insectos con una esponja en ningún caso. Si lo hacemos, lo más probable es que no quitemos las manchas y las partes duras de su esqueleto rayen la pintura. Lo mejor para eliminar los insectos del frontal del coche, retrovisores, y demás, es seguir estos pasos:

Humedecer con agua tibia la zona a limpiar y dejar un tiempo actuando para que se ablande. En un lavado de agua a presión, usar el chorro de agua caliente con jabón para eliminar los residuos sólidos (cuidado con los números de la matrícula, es fácil arrancar el adhesivo blanco reflectante con el chorro de agua). Y finalmente, una vez sin restos de sus esqueletos, podremos quitar las manchas frotando con una esponja o con un cepillo suave.

Temas

Motor