Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 17 de abril
Los fallos más comunes que no pasan la ITV y cómo evitarlos

Los fallos más comunes que no pasan la ITV y cómo evitarlos

Faltas en seguridad, iluminación y emisiones son los principales problemas que motivan el rechazo en la inspección técnica

A. Noguerol

El Barco de Ávila

Lunes, 28 de diciembre 2020

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

No reunir las condiciones mínimas de seguridad o emitir a la atmósfera emisiones contaminantes y nocivas superiores a lo permitido por ley son los dos motivos principales por los que los coches son rechazados en las inspecciones técnicas obligatorias. La cifra podría reducirse de forma importante ya el mayor número de defectos se da en sistemas que pueden ser comprobados directamente por los propios usuarios.

En concreto, según los datos recabados por AECA-ITV, el capítulo en el que más defectos graves se encontraron fue el de alumbrado y señalización (24,1% de los defectos graves se dieron en este capítulo), seguido de ejes, ruedas, neumáticos y suspensión (21,7%). Si antes de ir a ITV, el usuario revisara y reparara en su caso el alumbrado, la señalización y los neumáticos, seguro que disminuiría el número de defectos graves. En lo referente al alumbrado, lo primordial es comprobar que funcionan todas las luces y que están bien reguladas. Además de cerciorarnos que la lámpara funciona, es necesario comprobar que las ópticas no estén rotas ni descoloridas por el sol. En lo que respecta a los neumáticos, hay que revisar que no estén desgastados. Para ello, los neumáticos incorporan unos testigos de desgaste que nos indican si la profundidad es superior o no a 1,6 mm.

En lo referente a los fallos por emisiones, hay que superar la prueba de gases, u opacidad, que mide el nivel de humo en el escape. Para ello, se lleva el motor desde el ralentí hasta la velocidad de desconexión (corte de inyección), dando acelerones. Así, se miden los niveles que deben encontrarse entre los límites permitidos.

Según los expertos de Eurotaller, el sistema de escape tiene que cumplir con dos requisitos básicos: por un lado asegurar la eficiencia del combustible y por el otro el sonido del vehículo. Si no lo hace, es cuando llega el rechazo en la ITV.

Así, podemos suspender la inspección si acudimos a la estación de ITV con un sistema de escape modificado. Hay quien cambia la salida del escape para hacerlo más atractivo o para que suene más. Para que cumpla con su objetivo, el tubo de escape que decida instalarse debe estar homologado. Además, se considera una reforma que debe legalizarse en una ITV, para lo que será necesario aportar un informe de conformidad, emitido por el fabricante o un servicio técnico, y un certificado de taller. Un mal tubo de escape puede hacer que el motor pierda rendimiento y que aumenten las emisiones contaminantes.

Una segunda posibilidad por la que nuestro vehículo puede recibir un «suspenso» es la presencia de fugas en el tubo de escape, lo que hará que muy probablemente salga mal la prueba de emisiones contaminantes. Este defecto es bastante común y suele ser provocado por la corrosión como consecuencia de la humedad que se genera en el interior del tubo de escape. La corrosión se produce porque los motores de combustión generan mucho vapor de agua que se condensa y se acumula en el tubo de escape. Esta humedad es la que oxida y erosiona el metal, haciendo que aparezcan perforaciones en la zona más externa del tubo de escape.

En cuanto al ruido en el tubo de escape, un agujero en el silenciador del sistema de escape también puede provocar un rechazo en la ITV.

Hay que recordar que para realizar la ITV es muy importante llevar consigo la documentación necesaria. Estos documentos son básicos para acreditar la propiedad del vehículo y la matriculación. Es necesario poseer:

-La Ficha Técnica, también llamada Tarjeta ITV (si ha pasado anteriormente la ITV).

-El Permiso de Circulación del vehículo.

-Acreditación del seguro obligatorio del vehículo. Es obligatorio llevar el justificante de pago del seguro del coche.

-En algunas provincias, el DNI del conductor del vehículo (no del titular).

Por el tipo de vehículos los que presentaron mayores defectos graves fueron camiones, remolques, semirremolques y autobuses y furgonetas. En concreto, de todos los camiones, remolques, autobuses y furgonetas que fueron a realizar la primera ITV se rechazaron el 30,28%, el 14,2%, el 26,9% y el 25,2%, respectivamente.

Se estima que 20 de cada 100 vehículos no pasan la ITV reglamentaria, un dato que se dispara en el transporte de última milla (furgonetas) y motocicletas/ciclomotores. En las furgonetas, el nivel de absentismo alcanza el 40%, lo que supone que cerca de 2,2 millones de este tipo de vehículos circulan sin la correspondiente inspección en vigor y, según datos de la DGT, el 10% de las furgonetas implicadas en accidentes de tráfico con personas fallecidas no tenían vigente la ITV.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios