https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Diez trucos para reducir los gastos del coche

El precio de la gasolina, seguro, ITV y mantenimiento se ha elevado en el último año

J. BACORELLE Madrid

En este comienzo de año el coche puede convertirse en una pesadilla para algunos conductores por los gastos que genera: combustible, mantenimiento, averías, impuestos, seguros, etc, además del propio precio de adquisición del vehículo, que se lleva una parte importante del presupuesto familiar o de la empresa.

En concreto y según los datos del comparador financiero Acierto.com, el precio medio de los vehículos matriculados en España durante el último año ha sido de 20.647 euros, impuesto de matriculación incluido. Una cifra que supone un incremento notable respecto del 2019, cuando rondaba los 18.000 euros.

El precio del barril de crudo Brent ha llegado a cotizar esta semana a 87,97 dólares, lo que supone el coste más elevado desde mediados de octubre de 2014, y el tipo Texas ha superado los 85,66 dólares.

Según el Boletín Petrolero de la Unión Europea, desde el comienzo del año el precio del gasóleo ha mostrado una tendencia al alza continua hasta alcanzar en España los 1,36 euros por litro la semana pasada, una cifra que no se veía desde 2013 y que está a un paso de superar su máximo histórico, situado en 1,4 euros. Así, en lo que va de año, el precio del litro de gasóleo acumula ya un encarecimiento del 24%.

Respecto al mantenimiento, se estima que cada kilómetro cuesta unos 0,06 euros en reparaciones. El cálculo ha sido obtenido teniendo en cuenta las reparaciones estimadas por número de kilómetros y su precio medio. En total unos 9.900 euros.

En cuanto al precio de la póliza, dependerá en gran medida del tipo de seguro por el que nos decantemos. «No será lo mismo optar por un todo riesgo que otro a terceros más básico», indican los expertos. En cualquier caso, el precio medio de los seguros de coche se sitúa en torno a los 400-500 euros anuales. En 13 años, 5.200 euros como mínimo.

A todo esto habría que añadir los gastos en impuestos e ITV –unos 1.000 euros en los 13 años de vida del vehículo–, así como los desembolsos realizados en aparcamientos, peajes, limpieza, los intereses si hemos decidido financiarlo, etcétera.

Desde EasyPark nos ofrecen diez consejos con los que poder mitigar estos gastos.

1. Tener el coche en buen estado: la mejor opción para evitar posibles averías y, como consecuencia, arreglos costosos es mantener el vehículo a punto realizando las revisiones periódicas y vigilando los niveles de aceite, refrigerante, frenos, etc.

2. Comparar el precio de los combustibles: revisar su precio en distintas gasolineras con el fin de repostar en aquella que sea más barata o que ofrezca mejores ofertas.

3. Utilizar apps de aparcamiento para zonas reguladas: entre otras cosas, estas permiten ahorrar tiempo al evitar desplazamientos al parquímetro y también dinero al pagar solo por el tiempo consumido.

4. Repostar a principios de semana: rellenar el depósito los lunes o martes resulta más barato que los viernes o el fin de semana.

5. Emplear apps como guía para encontrar aparcamiento: supone un ahorro de tiempo y combustible, ya que indica las zonas en las que hay más probabilidad de encontrar plazas libres.

6. Evitar los acelerones: aumentar excesivamente la velocidad produce un consumo de combustible mayor, por lo que es mejor apostar por la conducción eficiente. Pincha [AQUÍ] para tener más claves para ahorrar hasta 900 euros anuales haciendo una conducción eficiente

7. Revisar los neumáticos: a menudo los grandes olvidados, pero juegan un papel muy importante en la conducción y repercuten en gran medida en el consumo de combustible.

8. No encender la calefacción nada más arrancar: es recomendable esperar a que el coche se caliente para poner la calefacción, así evitaremos que salga aire frío al principio. Hacerlo antes o presionar a la vez el botón del aire acondicionado solo generará un gasto innecesario.

9. Comparar precios: a la hora de pasar la ITV, de contratar un seguro o de realizar la revisión periódica, se deben solicitar varios presupuestos y elegir el que mejor relación calidad-precio ofrece.

10. Compartir coche: ya sea entre los propios miembros de la familia o con otras personas para compartir los gastos.