https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Cómo ahorrar hasta un 20% de gasolina con su coche

B.V.

Con el precio de la gasolina en máximos históricos, llenar el depósito del coche es cada vez más caro. Y todo indica que seguirá subiendo en los próximos días. La invasión de Ucrania ha provocado el alza de los carburantes. La gasolina sin plomo 95 y el diésel siguen disparados. Los que están obligados a usar el transporte privado para viajar a diario se deben rascar más el bolsillo. A continuación exponemos varios consejos que, aunque parezcan muy evidentes, permiten ahorrar gasolina.

Mantener una velocidad uniforme

Es una forma efectiva para que la aguja del combustible no baje. Para ello hay que buscar fluidez en la conducción evitando frenazos y acelerones bruscos. Así como evitar cambiar de marcha si no es necesario.

También es importante tratar de anticipar nuestros movimientos. Como cuando nos acercamos a un peaje. Podemos dejar de acelerar tiempo antes de comenzar a frenar. De esta forma es el motor el que primero actúa.

Apagar el motor al estar parado

Cuando realicemos una parada prolongada es recomendable apagar el motor. Se gasta más gasolina estando al ralentí que arrancando y apagándolo. De esta forma, se estima que un motor en ralentí consume en 0,6 litros/hora por litro de cilindrada. Por ejemplo, un motor de 1,5 litros consume casi un litro de combustible por hora sin moverse.

Evitar acelerones y frenazos

Acelerar de forma brusca supone un mayor consumo, ya sea un coche eléctrico, híbrido o de combustión. Por ello es recomendable conducir con suavidad y anticiparse a posibles paradas, como se ha mencionado anteriormente. Esta maniobra puede ahorrar hasta un 20% de combustible, según el modelo del coche.

Arranque y puesta en marcha

Para ahorrar gasolina o gasoil es recomendable arrancar el vehículo sin pisar el acelerador. En el caso de tener un coche con motor de gasolina se puede iniciar la marcha inmediatamente después de arrancar. En cambio, con los diésel es mejor esperar unos segundos antes de iniciar la marcha.

También es importante usar solo la primera marcha al inicio. Cambia a segunda a los dos segundos o cuando se haya recorrido unos seis metros. Si se conduce a 20 kilómetros por hora durante cinco segundos se puede ahorrar hasta un 11% de combustible.

Presión de tus neumáticos

La presión de los neumáticos debe ser la indicada por el fabricante. Si van algo desinflados (por ejemplo, 0,5 bares) el consumo aumenta un 2% en áreas urbanas y un 4% en interurbanas.

Recuerda, además, que cuando hagas un viaje con el coche muy cargado también debes aumentar la presión de las ruedas. Su nivel suele estar indicado en la tapa de la gasolina o en la puerta del conductor y, si no, en las gasolineras suele haber una tabla con las presiones de los vehículos según la marca y el modelo. Si no llevamos correctamente inflados los neumáticos, la resistencia a la rodadura será mayor y nuestro vehículo consumirá más

El aire acondicionado

El aire acondicionado es uno de los sistemas no esenciales para el funcionamiento del coche que más energía consume. Y es que este dispositivo funciona gracias al motor. Si se pone una temperatura demasiado baja para enfriar el habitáculo, mayor será el gasto de combustible.

Marchas largas

Es recomendable circular el mayor tiempo posible en las relaciones más largas y a bajas revoluciones. En un coche diésel se aconseja cambiar de marcha entre las 1.500 y 2.500 rpm. En caso de los gasolina el momento óptimo se sitúa entre 2.000 y 2.500 rpm.

Planifica bien tu viaje

Un viaje bien planificado te permitirá llegar a tu destino de la manera más rápida, fácil y segura, y, por lo tanto, realizar una conducción más eficiente con el consecuente ahorro de combustible. Alargar solo diez minutos el viaje de una hora provoca un aumento del consumo en gasolina o gasoil de hasta un 14%.

Haz limpieza en el maletero

Conducir con 100 kilos de peso innecesarios a bordo ocasiona que el consumo de combustible, en un coche de tamaño medio, se dispare un 6%. Si utilizas el coche diariamente repasa lo que guardas en el maletero.

Aprovecha las bajadas

Utiliza los descensos para ahorrar en el consumo de combustible. A provecha la inercia para adelantar el cambio de marchas circulando a bajas revoluciones. En las subidas, retrasa al máximo reducir de marcha, incrementando ligeramente la presión sobre el acelerador, aunque nunca pisando a fondo.