https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

La batería del coche está pensada para funcionar de forma correcta a 25º

Claves para cuidar la batería del coche durante el verano

El calor tiene una gran influencia sobre su estado ya que puede provocar que se auto descargue

J. BACORELLE

Las altas temperaturas del verano pueden ser perjudiciales para ciertos elementos del vehículo como la batería, uno de los más importantes puesto que es la responsable de abastecer de energía a todos los sistemas del vehículo. El calor tiene una gran influencia sobre su estado de salud y desempeño, puesto que puede provocar que se auto descargue y hacer que las piezas electromagnéticas envejezcan más rápido, acortando su vida útil.

La batería del coche está pensada para funcionar de forma correcta a 25º, con lo cual cualquier desviación que se produzca por encima o por debajo de esta temperatura, afecta a su rendimiento y acorta su vida útil . De hecho, el 30% de los fallos eléctricos (un 50% de las averías en general) en carretera afecta a las baterías de los coches, según un estudio de RACE , y con el calor intenso este es uno de los elementos que más sufre.

Técnicamente hablando, el calor intenso acelera el desgaste de la batería ya que las moléculas de azufre que se encuentran dentro se descomponen más rápido aumentando así el depósito de placas. Esto acelera su descarga, ya que se pierde progresivamente la gravedad en los electrolitos. No hay una fórmula matemática exacta para saber cuánto dura una batería porque depende de muchos factores, no obstante, suele tener de media una vida útil aproximada de 4 años.

Por este motivo, el equipo de profesionales de Oscaro, comparten los 5 consejos clave para garantizar que la batería de nuestro coche funcione sin problema durante las vacaciones de verano.

A pesar de que la batería se almacene en condiciones óptimas, está continuamente sometida a un proceso de autodescarga por el que, cuando las temperaturas son elevadas como puede ser en verano, provocan una mayor autodescarga de la misma.

Así, para combatir los efectos de las temperaturas, muchos fabricantes de este componente realizan una importante labor en materia de I+D+i orientada a mejorar su autonomía y aceptación de carga por encima del 30 por ciento, lo que reduce el riesgo de avería o descarga de la batería, mejorando su rendimiento incluso en condiciones meteorológicas extremas.