https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Casi el 80% de los conductores en España utilizan gafas o lentillas / ABC

Aviso importante de la DGT para los conductores con gafas o lentillas

No respetar la normativa para conductores con problemas visuales puede acarrear multas de hasta 6.000€

ANTONIO TÁVORA Sevilla

La nueva «Ley de Tráfico» de la DGTha traído consigo múltiples novedades además de algunos recordatorios de leyes que no todos los conductores tenían presentes. Una de las cuestiones sobre las que menos informados están los usuarios es en lo referente a la obligatoriedad de llevar unas gafas graduadas de repuesto en el vehículo.

La normativa del reglamento general de conductores señala que los usuarios al volante deben utilizar elementos correctos de visión si tienen algún tipo de deficiencia. En este sentido, cabe recordar que hace algunos años era obligatorio llevar unas gafas de repuesto en el vehículo, aunque actualmente la Ley de la DGT no obliga a ello, pero no deja de ser algo aconsejable.

De hecho, si un usuario realiza un trayecto sin tener corregidas sus deficiencias visuales con gafas o lentillas deberá detener la marcha, ya que si se prosigue conduciendo sin una visión perfecta estará poniendo en riesgo su integridad física y la del resto de usuarios.

Sin embargo, es normal que surja la duda sobre cómo es posible que las autoridades viales sepan si el conductor necesita llevar gafas o lentillas. Para ello, en caso de que los agentes quieran conocer esta circunstancia, lo que harán será requerir la documentación del vehículo y el carnet de conducir, donde aunque no lo creas es posible consultar las deficiencias visuales del conductor.

Consulta el carnet de conducir

Reverso del carnet de conducir / ABC

Lo primero que debemos tener en cuenta es que el carnet de conducir se encuentra dividido en 14 puntos. En el reverso, en el punto 12 —el último—, es donde se puede consultar esta información. Si no pone nada, no necesitas nada. Sin embargo, si aparece la numeración 01.01 se indica que el usuario debe llevar gafas. En este caso, si el conductor no lleva puestas las gafas se enfrentará a una sanción.

Por otro lado, si esto ocurre, el usuario podrá alegar que lleva puestas unas lentes de contacto para ver perfectamente, algo que no comprobarán los agentes en caso de que paren al conductor ya que en el carné de conducir aparecerán los dígitos 01.02, que indican que esa persona es usuario de lentillas y, lo más importante, que puede conducir con ellas. Por último, si aparece 01.06 querrá decir que el conductor podrá llevar tanto gafas como lentillas.

Y es que padecer de estos defectos visuales es bastante común. Casi el 80% de la población en España tiene algún problema visual e incluso un 30% de los españoles sufre, al menos, dos problemas en su visión y un 14%, tres. Es por eso que los afectados deben tener en cuenta que existe un listado de enfermedades incompatibles con la conducción y que el hecho de ignorar esta normativa puede acarrear multas de hasta 6.000€.

Recomendaciones para conductores con gafas o lentillas

Conductora con gafas / ABC

Como se menciona anteriormente, usar gafas o lentillas mientras se conduce es algo muy habitual en España. Es por ello que una gran cantidad de usuarios emplea estas alternativas para corregir sus defectos visuales, como la miopía o el astigmatismo, y poder así conducir. En este sentido, la DGT ha recordado recientemente a los conductores que se han de tener en cuenta varios factores para conducir con gafas o lentillas:

Utilizar gafas o lentes de contacto para conseguir la mejor visión al volante.

— Si se tienen problemas para ver de cerca es necesario usar gafas progresivas pa­ra observar mejor la información del tablero del vehículo.

No coger el coche si se ha tomado algún fármaco que pueda alterar la visión.

Se recomienda llevar siempre unas gafas de sol que eviten el exceso de luz y que hagan la conducción más cómoda. Además se recomienda que estén graduadas en caso de que el usuario tenga algún tipo de deficiencia visual.

— Dentro de lo posible es recomendable evitar conducir de noche, con mala climatología o en momentos del día con visibilidad reducida, así como por rutas poco co­nocidas y muy concurridas.

Si al usuario se le han dilatado las pupilas por una revisión oftalmológica hay que evitar conducir mientras dure el efecto.

— Es necesario conducir a una velocidad moderada ya que al au­mentar la velocidad se reduce el campo de visión.