Un joven sirio acuchilla a tres pasajeros en un tren en Alemania

El presunto autor del atentado llegó al país como refugiado en 2014, aunque la Policía investiga sus posibles motivaciones

JUAN CARLOS BARRENA Berlín. Corresponsal

Tres personas resultaron heridas de gravedad este sábado en un ataque con un arma blanca registrado en un tren alemán de alta velocidad ICE que circulaba entre las localidades de Ratisbona y Núremberg y tenía Hamburgo como destino final. Las víctimas, tres hombres de 26, 39 y 60 años de edad, fueron «atendidas en el lugar de los hechos y trasladadas inmediatamente a un hospital», pero sus vidas no corren peligro, según comunicó un portavoz policial, quien destacó que el autor del ataque se encuentra detenido.

Los más de doscientos pasajeros que viajaban en el tren fueron evacuados y atendidos en un pabellón tras detenerse el convoy ferroviario en la estación de Seubersdorf, en la región del Alto Palatinado, donde se desplegó un equipo de atención psicológica para posibles traumatizados. Más de un centenar de sanitarios acudieron a la pequeña localidad tras conocerse el atentado, que se produjo sobre las nueve de la mañana.

«El presunto autor de los hechos ha sido detenido y no existen indicios de que hubiera otros implicados», señaló la Policía. Según la agencia de noticias DPA, el sospechoso es un hombre sirio de 27 años que llegó a Alemania como refugiado en 2014 y residía en la localidad bávara de Passau, en la frontera con Austria. Otros medios citan a testigos para los que el autor del ataque daba la sensación de estar enajenado.

Circunstancias confusas

En opinión de las autoridades, las circunstancias de lo sucedido siguen siendo confusas, mientras se está interrogando a los testigos. El atentado obligó a cerrar la línea de ferrocarril entre Ratisbona y Núremberg, en el Estado federado de Baviera. .

El ministro federal del Interior en funciones, el socialcristiano bávaro Horst Seehofer, declaró a través de un tuit que «el cruel ataque en el ICE con un cuchillo es terribles: Espero que los heridos y aquellos que tuvieron que presenciar lo sucedido se recuperen rápida y completamente».

Además, el ministro agradeció «a todos, pero especialmente a la Policía, su valiente actuación, que ayudó a evitar males mayores. Su rápida intervención ha hecho que ya no exista peligro para otras personas».