Valeria Pécresse, durante un mitin este domingo en París. / AFP

Pécresse promete «más orden y concordia» en Francia

La candidata conservadora a las presidenciales trata de remontar en las encuestas, a las críticas internas y las deserciones en su partido

BEATRIZ JUEZ Corresponsal en París

La candidata conservadora Valeria Pécresse prometió este domingo a sus compatriotas una Francia «de orden y de concordia» si es elegida presidenta en abril, tras un quinquenio de Emmanuel Macron marcado, según ella, por el desorden y división. «Es hora de reconciliar a los franceses. Es hora de escribir una nueva página», afirmó dos meses después de ser elegida para representar a Los Republicanos, el partido heredero de Charles de Gaulle, Jacques Chirac y Nicolas Sarkozy.

Pécresse trató así de relanzar su campaña electoral, tras una semana negra marcada por encuestas flojas, deserciones en su partido y críticas internas. El ex ministro conservador Éric Woerth, la ex secretaria de Estado Nora Berra y Natacha Bouchart, alcaldesa de Calais, anunciaron que votarán por Macron en la primera vuelta. El ex presidente conservador Nicolas Sarkozy, gran referente de la derecha francesa, todavía no ha apoyado públicamente su candidatura y ha criticado su campaña en privado, según la prensa.

La candidata, a la que le gusta compararse con la ex canciller Angela Merkel y primer ministra británica Margaret Thatcher, trató de romper este domingo con su discurso su imagen de mujer metódica, fría y poco carismática, sin lograrlo. Guillaume Peltier, ex número dos de Los Republicanos, criticó «la insinceridad» de su discurso que, según él, «sonaba falso y hueco». Peltier fichó recientemente por la campaña del ultraderechista Éric Zemmour.

La presidenta de Île de France se presenta como la única capaz de derrotar a Macron en las urnas, aunque, en realidad, va tercera en las encuestas con un 15% de intención de voto. Lucha con los ultraderechistas Marine Le Pen (17,5%) y Zemmour (14,5%) por un puesto en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Sólo los dos candidatos más votados se clasifican. Y, por ahora, el único que parece tener el puesto asegurado es Macron, con un 25,5% de intención de voto en la primera vuelta.

Pécresse arremetió, sin nombrarlos, contra Le Pen y Zemmour. «Los extremistas os mienten. Rechacen el veneno de la nostalgia. No dejéis que la ira y el miedo prevalezcan», opinó la candidata conservadora, que prometió un referéndum sobre la inmigración, la seguridad y la laicidad y se presentó como la gran defensora de la familia.

En política exterior, la candidata conservadora quiere «una Francia soberana, una potencia de equilibrio, escuchada y respetada. La Francia que ha dicho 'no' a la guerra de Irak, que ha hecho retroceder los tanques rusos en Georgia». Prometió que si Putin ataca Ucrania habrá «sanciones drásticas».

Temas

Francia