El nuevo «cierre duro» reduce las perspectivas de crecimiento de Alemania

El instituto Ifo no cree que el proceso de recuperación económico se dinamice antes del próximo verano

JUAN CARLOS BARRENA

El instituto de estudios económicos «Ifo» de Múnich ha reducido hoy apreciablemente en su informe de invierno sus previsiones de crecimiento para Alemania el año próximo ante la continuidad de la pandemia de coronavirus y las restricciones para combatirla. Los técnicos del instituto calculan ahora que el PIB alemán solo aumentará un 4,2% a lo largo de 2021, frente al 5,1% previsto en su informe anterior de otoño. El presente año finalizará con inevitablemente con un retroceso del Producto Interior Bruto del 5,1%, frente al 5,2% calculado previamente. A cambio elevaron las previsiones de aumento del PIB en 2022 del 1,7% al 2,5%. «Debido al 'cierre duro' dictado aquí y en otros países se retrasa la recuperación. Hasta finales de 2021 la producción de mercancías y servicios no alcanzará los niveles previos a la crisis», declaró el jefe de estudios coyunturales del «Ifo», Timo Wollmershäuser.

Para el estudio se tuvo en cuenta que las severas medidas preventivas dictadas en Alemania para evitar la propagación de la pandemia se prolongarán sin cambios hasta marzo de 2021, para ir relajándose paulatinamente en primavera hasta que se levanten completamente en verano. No refleja, sin embargo, el cierre del comercio minorista que hoy entró en vigor en todo el país y que se prolongará al menos hasta mediados de enero. Bajo esas premisas, el desempleo, que en 2019 afectaba a 2,267 millones de personas, se incrementará en 2020 hasta 2,701 millones, pero se mostrará estable en 2021 con unos 2,704 millones de parados. Eso equivale a una tasa de desempleo del 5,9% para este año u el próximo, que descenderá hasta el 5,5% en 2022.

En cuanto al consumo privado, el «Ifo» calcula que en 2020 registrará un retroceso del 5,5%, pero un aumento del 4,5% en 2021 y del 2,8% en 2022. A su vez, las inversiones en equipamientos caerán con fuerza en 2020 hasta un 11,9% y se recuperarán en 2021 con un incremento del 12,5% y del 4,0% en 2022. También las exportaciones registrarán en el año que acaba una caída que alcanzará el 9,7%, para incrementarse un 8,8% en 2021 y un 6,1% al año siguiente. A su vez las importaciones retrocederán un 8,7% en 2020 y aumentarán un 6,8% en 2021 e incluso un 7,1% en 2022.

Considerable es el agujero en las arcas del estado por las distintas medidas de ayuda para los grandes consorcios y las pequeñas y medianas empresas, pero igualmente para los autónomos, también en el campo de la cultura. El «Ifo» calcula que el gasto público suplementario en Alemania para afrontar la pandemia de coronavirus este año será de 160.500 millones de euros, pero que también en 2021 las arcas públicas deberán gastar otros 133.000 millones de euros más de lo esperado y en 2022 unos 84.300 millones de euros. El cierre dictado este domingo y ejecutado hoy del comercio minorista de artículos que no son de primera necesidad reforzará el bache coyuntural, señalaron los técnicos del «Ifo», quienes recordaron que diciembre es el mes estrella de las ventas por el negocio navideño, aunque una buena parte de las que no puedan realizarse presencialmente acabarán engordando el negocio de las empresas que venden a través de internet.