Turistas en la Fontana de Trevi, en Roma. / EFE

Italia retrasa el inicio del toque de queda al caer los contagios

El Gobierno de Mario Draghi posterga hasta la once de la noche esta medida, que prevé eliminar completamente el 21 de junio

DARIO MENOR Roma

La reducción de los contagios, que ha llevado al cierre de las unidades de covid en varios hospitales del país, junto a la aceleración de la campaña de vacunación, con más de 27,5 millones de personas que han recibido al menos una dosis de los sueros contra el coronavirus, llevó este lunes al Gobierno italiano a retrasar una hora el inicio del toque de queda-.

La medida, que comienza a aplicarse este miércoles, implicará que los italianos deberán estar en sus casas desde las once de la noche. La reducción gradual del toque de queda continuará el 7 de junio, cuando pasará a estar solo en vigor entre la medianoche y las cinco de la mañana, para desaparecer finalmente desde el 21 de junio.

Esa es la decisión más importante que tomó el Ejecutivo de Mario Draghi este lunes tras la reunión del grupo de expertos y técnicos encargados de analizar la marcha de la pandemia. El Gobierno también tenía previsto, según adelantaron los medios locales, permitir desde el 1 de junio que los bares y restaurantes puedan servir comida y bebida en los espacios cerrados; hasta ahora solo se les permitía hacerlo en las terrazas.

Los estadios, desde el 1 de junio

Los centros comerciales podrán volver a abrir los fines de semana desde este sábado, mientras que a los gimnasios les tocará esperar al próximo lunes. En los estadios se permitirá la asistencia de público a partir del 1 de junio, pero las discotecas permanecen de momento cerradas y las piscinas no reabrirán hasta el 1 de julio.

Italia registró este lunes 3.455 nuevos casos y 140 fallecidos, por lo que la cifra total de muertos desde que se desató la pandemia es de 124.296. Los expertos consideran que la continua caída de contagios en las últimas semanas es fruto de las duras restricciones aplicadas en todo el país durante la Semana Santa. Desde el pico alcanzado el 6 de abril en las ucis, con 3.743 puestos ocupados por pacientes de covid, la cifra ha ido cayendo en el último mes y medio y son ahora menos de la mitad: 1.754.