vídeo: atlas

Un hombre armado con un arco asesina al menos a cinco personas en Noruega

La Policía no descarta que el ataque, en el que se registraron también dos heridos, tenga un móvil terrorista

D. MEABE

Un hombre armado con un arco perpetró ayer un asesinato en masa en la ciudad noruega de Kongsberg, situada en el sureste del país escandinavo y a unos 80 kilómetros de la capital, Oslo. El atacante, que fue detenido por la Policía, disparó las flechas contra los viandantes provocando la muerte de al menos cinco de ellos y heridas a otros dos. Entre estos últimos hay un policía que se encontraba fuera de servicio. Las autoridades no descartan un móvil terrorista.

El pasado julio se cumplieron diez años de la matanza provocada por Anders Behring Breivik, que asesinó a 77 personas al detonar una bomba cerca de la sede del Gobierno en Oslo y abrir fuego en un mitin de las Juventudes Laboristas en la isla de Utoya. La masacre se catalogó entonces como un atentado de extrema derecha, y también en este caso podría haber una motivación ideológica. «Al ver cómo sucedieron los hechos, es natural considerar tal posibilidad», declaró a la prensa el jefe de la Policía de la provincia de Buskerud, Oeyvind Aas. No obstante, puntualizó que el detenido todavía no había sido interrogado y «es demasiado pronto para llegar a una conclusión».

El ataque comenzó poco antes de las seis y media de la tarde, hora local. Según diversos testigos citados por los medios de comunicación, un hombre armado con un arco y flechas comenzó a disparar desde el interior de un supermercado de la cadena Coop Extra en Kongsberg, localidad con una población de unas 28.000 personas. «Podemos confirmar que ha habido un incidente grave en nuestra tienda y que ninguno de nuestros empleados ha sufrido lesiones físicas», comunicó el gerente de la cadena, Harald Kristiansen.

La Policía noruega informó además de que el asaltante recorrió «grandes» áreas atacando a la gente antes de ser detenido, con un balance de al menos cinco muertos y dos heridos. Según fuentes oficiales, habría actuado solo. «No estamos buscando a otras personas», confirmó Oeyvind Aas.

Cuchillo y otras armas

Tras ser informadas de lo que ocurría, las autoridades desplegaron decenas de ambulancias, vehículos policiales, helicópteros y efectivos de los equipos de respuesta inmediata de las fuerzas de seguridad noruegas. Los heridos fueron trasladados a hospitales, mientras la Policía acordonaba varios barrios y ordenaba a los clientes del local donde comenzó la agresión y a los residentes en la zona que no salieran de sus casas.

Finalmente, alrededor de media hora después del inicio del incidente, el sospechoso fue capturado tras un pequeño enfrentamiento con los agentes y trasladado a la comisaría de Drammen, sin que las autoridades dieran información sobre su identidad. Según el canal de televisión TV2, el hombre también llevaba un cuchillo y varias otras armas.