Dos heridos en un nuevo ataque con cuchillo en Alemania

El Policía detuvo al autor de la agresión, la segunda con arma blanca en menos de tres días

MARÍA MOLINOS Berlín

La Policía alemana detuvo este lunes al presunto autor de una agresión con cuchillo, la segunda en tres días, en la que dos hombres resultaron heridos pero están fuera de peligro. Los hechos, registrados en Erfurt (este del país), guardan ciertos paralelismos con los del viernes, en el que tres mujeres murieron y otras siete personas sufrieron lesiones de diversa consideración.

Los agentes de Erfurt explicaron que el arrestado es un alemán de 32 años que no tendría relación alguna con las dos víctimas. Contaba con antecedentes por varios delitos violentos y contra la propiedad privada, y además tenía problemas psicológicos.

La detención se produjo en el domicilio del sospechoso. Tras horas de búsqueda en las que se llegó a emplear un helicóptero para sobrevolar la ciudad, el joven fue hallado por un equipo de intervención especial. Presentaba varias heridas que, según los agentes, se provocó a sí mismo. Por precaución, fue llevado también a un hospital bajo custodia policial.

Los medios le habían descrito, basándose en los testimonios de algunos testigos del ataque, como una persona de entre 20 y 30 años, con el pelo ondulado entre rubio y pelirrojo, y con cicatrices en la cara. En el momento de los hechos llevaba un jersey marrón y unos pantalones deportivos oscuros. Se destacó asimismo que había hablado en alemán.

El suceso se produjo sobre las 6:00 horas, cerca de una parada de autobús en las afueras de Erfurt, una localidad de unos 215.000 habitantes. Los dos heridos tienen 45 y 68 años. Las fuerzas de seguridad no han aportado detalles sobre ambos o si tenían relación entre ellos. Lo único que ha trascendido es que fueron trasladados a un hospital cercano, donde fueron operados.

El ataque ocurrió tres días después del ataque de Würzburgo (sur del país) y los medios alemanes han resaltado ciertas semejanzas. También allí un joven, un somalí de 24 años, atacó con un cuchillo de forma indiscriminada a varias personas por la calle. En ambos casos constaban antecedentes policiales y también la duda sobre la estabilidad mental del agresor.

En Würzburgo, donde el saldo de víctimas fue mucho mayor, los investigadores siguen estudiando el móvil de la agresión. De un lado se resaltan los problemas psicológicos del atacante, pero por otro no se descarta una motivación islamista, algo que ha venido a corroborar cierta propaganda radical incautada al somalí.