e. c.

Francia eliminará la mascarilla en interiores con certificado covid

Los ciudadanos si tendrán que utilizarla en medios de transporte así como en aquellos lugares en los que no se sea necesario el pasaporte sanitario

BEATRIZ JUEZ Corresponsal en París

Los franceses comienzan a ver la luz al final de túnel después de dos años de pandemia de covid-19. Poco a poco, el Gobierno francés levanta ciertas restricciones sanitarias para los vacunados coincidiendo con una mejora de la situación sanitaria en Francia, tras la fuerte oleada de contagios de la variante ómicron.

«La situación epidemiológica mejora, como habíamos anticipado, pero la crisis no ha terminado: más que nunca, la solución es la vacunación para continuar aligerando las restricciones sanitarias», explicó el primer ministro francés Jean Castex. A partir del 28 de febrero, la mascarilla dejará de ser obligatoria en Francia en el interior de aquellos locales que exijan el pasaporte de vacunación covid para poder entrar, anunció este viernes el ministerio de Sanidad francés.

Aquellos franceses que tengan el pasaporte de vacunación podrán, por ejemplo, a partir de esa fecha estar sin mascarilla en el interior de bares, restaurantes, museos, salas de conciertos, cines y teatro. Este certificado, en papel o en versión digital con un código QR, demuestra que la persona tiene la pauta completa de la vacuna contra el Covid. Para los mayores de 16 años, se exige además la dosis de refuerzo.

La mascarilla seguirá, sin embargo, siendo obligatoria en los transportes, así como en aquellos lugares donde no se exija el certificado de vacunación para entrar, explicó el ministerio de Sanidad en un comunicado. El pasado 9 de febrero, se dejó de exigir la mascarilla en los remontes mecánicos, telesillas y telesquíes, justo a tiempo para las vacaciones escolares de febrero, en las que muchas familias francesas se van a esquiar.

El ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, anunció, por su parte, un aligeramiento del protocolo sanitario en los colegios e institutos cuando los alumnos regresen a clase tras las vacaciones escolares de invierno. La vuelta al cole está prevista entre finales de febrero y principios de marzo, dependiendo de la región. Los niños franceses no tendrán que llevar mascarilla en el patio del colegio. En caso de que un alumno sea caso contacto por covid, sólo tendrá que realizar un autotest o un test de antígenos para poder regresar a clase si es negativo, en vez de los tres que se exigen actualmente.