Puesto de control de covid, en la plaza de la República de París. / EFE

Francia dejará de exigir la mascarilla en exteriores desde febrero

El próximo mes también levantará de forma progresiva otras restricciones para prevenir contagios de covid-19, aunque se exigirá el certificado de vacunación

BEATRIZ JUEZ Corresponsal en París

El primer ministro francés, Jean Castex, anunció este jueves el calendario para un levantamiento progresivo en febrero de algunas de las restricciones sanitarias para prevenir casos de la covid-19 actualmente en vigor en Francia. El Gobierno galo las había impuesto a finales de diciembre para tratar de frenar la oleada de contagios por la variante ómicron.

El Ejecutivo que preside Emmanuele Macron ha tomado esta decisión al constatar una mejoría de los indicadores de la pandemia y a pocos días de que entre en vigor el certificado de vacunación para poder entrar en ciertos lugares públicos. Sin embargo, Francia es de los países con mayor presión de contagios de la UE, con una incidencia acumulada (IA) de 4.047 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días.

Pese a ello, a partir del próximo 2 de febrero, la mascarilla dejará de ser obligatoria en exteriores. Desde ese mismo día, los franceses ya no estarán obligados a teletrabajar tres días por semana. También esa fecha marcará el fin de los aforos en los establecimientos que acogen público sentado, pero se mantendrá el uso de la mascarilla en el interior.

A partir del 16 de febrero, se volverá a autorizar la consumición de comida y bebida en estadios, cines y transportes, así como de pie en los bares. Los franceses también podrán asistir a conciertos de pie e ir a bailar a discotecas.

91% de vacunados

El Gobierno francés sigue apostando por las vacunas y por el certificado de vacunación como herramientas para luchar contra la pandemia. Los adolescentes franceses de 12 a 17 años podrán ponerse a partir del 24 de enero la dosis de refuerzo de la vacuna contra la covid, anunció Castex. El 91% de los adultos franceses tiene ya pauta completa y el 62% han recibido la tercera dosis, precisó.

El certificado de vacunación, aprobado por el Parlamento y pendiente de la luz verde del Consejo Constitucional, entrará en vigor el próximo 24 de enero. El primer ministro recordó que los mayores de 16 años deberán presentar ese documento, en papel o digital, para ir a bares, restaurantes, gimnasios, cines, museos y salas de espectáculo, por ejemplo.

Los no vacunados tendrán vetada la entrada a esos establecimientos públicos. Actualmente los no vacunados tiene acceso presentando una PCR o un test de antígenos negativo de menos de 24 horas.