Tareas de desembarque de tropas estadounidenses del avión llegado este sábado a a la ciudad polaca de Jasionka.

Aterriza en Polonia el primer contingente militar de EE UU para reforzar la OTAN

Este domingo se espera que aterrice el grupo principal de los soldados norteamericanos adicionales para Polonia, un total de 1.700 efectivos

R. C. Varsovia

El primer contingente militar de Estados Unidos para el refuerzo de las posiciones de la OTAN en Europa, dentro de un despliegue concebido como una fuerza en principio desvinculada de la actual tensión en Ucrania sobre la acumulación de tropas rusas en la frontera, aterrizó este sábado en Polonia. El portavoz militar del Gobierno de Varsovia, Przemyslaw Lipczynski, confirmó a la agencia oficial de noticias PAP la llegada de un avión Beechcraft C-12 Huron al aeropuerto de Jasionka, en el sureste del país, cerca de Ucrania.

Este domingo se espera que aterrice el grupo principal de los soldados norteamericanos adicionales para Polonia, un total de 1.700 efectivos. Otros 300 serán enviados a Alemania, mientras que 1.000 uniformados serán trasladados a Rumanía.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, había señalado que el objetivo del despliegue es respaldar a los aliados, pero dejó claro que esas tropas no se quedarían para siempre en la región ni combatirían en Ucrania. Estados Unidos ya había puesto en preaviso a 8.500 efectivos en caso de que la Alianza Atlántica necesitase un despliegue rápido, si bien por ahora todo se hará conforme a acuerdos bilaterales, según explicó Kirby, que quiso desvincular ambas iniciativas.

Maniobras en Chernóbil

Mientras tanto, el Ejército ucraniano protagoniza este fin de semana un histórico ejercicio en la zona contaminada de la antigua planta nuclear de Chernóbil para prepararse ante una posible invasión de Rusia.

La página en Facebook de las fuerzas reservistas de la Guardia Nacional informó de que participan junto a equipos de rescate en simulacros realizados en Prípiat -la ciudad fantasma que se encuentra en la zona de exclusión tras la catástrofe de 1986- al encontrarse «en línea de colisión con el oponente». Ejercicios que tienen como objetivo «garantizar la seguridad de los ciudadanos, evitar el sabotaje y la transición de la ciudad a control enemigo».

Por su parte, el ministro del Interior, Denis Monastirskiy, confirmó a última hora del viernes que se trata de la primera vez que se realiza un ejercicio de tal escala en la zona restringida.