Sanitarios transportan en helicóptero a un paciente con coronavirus hasta el Hospital Universitario Motol en Praga. / EFE

Los altos índices de contagio auguran un abismo sanitario en Europa para Navidad y primavera

Más de un millón y medio de personas han perdido la vida víctimas del covid y la OMS pronostica que otras 700.000 morirán hasta marzo

ANJE RIBERA

Los números no pueden ser más alarmantes. Más de un millón y medio de europeos han perdido la vida víctimas del coronavirus desde el inicio de la pandemia y las tasas de nuevos casos presentan también un repunte alarmante que apunta hacia una crisis social de cara a la Navidad y la próxima primavera. Los contagios se situaron durante la semana pasada en una media de 369.915 nuevos casos, un aumento del 14% con respecto a la anterior.

El Viejo Continente se encuentra al borde del abismo con una población que sigue sin concienciarse sobre la urgencia de una vacunación masiva. Por contra, se multiplican las protestas contra el pase sanitario, la inmunización obligatoria de la población y las nuevas restricciones.

Resulta urgente armarse ante la nueva ola de covid que disparará la incidencia con las bajas temperaturas que asuelan ya todos sus países, incluidos los mediterráneos. El frío constituye, según los expertos, el caldo de cultivo ideal para una infección que sin duda continúa entre nosotros. El negacionismo de los que rechazan vacunarse representa el principal peligro en países como en Luxemburgo, Bélgica, Países Bajos, Alemania, Austria, Francia...

UN PLANETA ASOLADO

  • Francia. Amplía el refuerzo a los mayores de 18 años. El Gobierno francés abrirá desde este sábado la campaña de refuerzo de la vacuna contra el covid-19 a todos los mayores de 18 años, anunció el ministro de Sanidad, Olivier Véran. Los adultos que ya tienen la pauta completa podrán ponerse la dosis extra cinco meses después de la última inyección. Hasta ahora sólo podían hacerlo los mayores de 65.

  • Sudáfrica. Nueva variante con múltiples mutaciones. Una nueva variante del covid-19, potencialmente más contagiosa y con un número «extremadamente elevado» de mutaciones, ha sido detectada en Sudáfrica. La B.1.1.529 presenta «un potencial muy alto de propagación» hasta convertirlo en dominante, como el Delta, declaró el virólogo Tulio de Oliveira en una rueda de prensa del Ministerio de Sanidad.

  • Dinamarca. Dosis de complemento para mayores de edad. Dinamarca ofrecerá vacunas de refuerzo contra el covid a todas las personas mayores de 18 años ante un aumento en los casos. La autoridad sanitaria del país nórdico informó este jueves de que «la disminución de la inmunidad está ocurriendo en las personas más jóvenes de forma alarmante, que comienzan a llenar las salas de urgencias de los hospitales».

  • Bélgica. Nuevas limitaciones para la hostelería. Los gobiernos federal y regionales en Bélgica estudiarán este viernes nuevas medidas de restricción en el sector de la hostelería, como el cierre a medianoche o un máximo de personas por mesa, para tratar de contener el repunte en el número de contagios e ingresos hospitalarios por coronavirus apenas una semana después de revisar los protocolos.

  • República Checa. Estado de Emergencia durante treinta días. El Gobierno checo declaró este jueves el Estado de Emergencia durante treinta días, al mismo tiempo que anunció el cierre de los mercados navideños para tratar de frenar los contagios. República Checa, con 10,7 millones de habitantes, registró el miércoles 18.004 nuevas infecciones, mientras que el día anterior fueron 25.877.

Las autoridades abogan por reinstaurar las restricciones en medio del descontento social, plasmado en cientos de manifestaciones por todos los países para rechazar los nuevos encierros, las restricciones y, en especial, contra el pasaporte covid. Muchas de estas protestas incluso acaban en violentos disturbios, obligando a las fuerzas de seguridad a utilizar cañones de agua y gases lacrimógenos para dispersar las concentraciones.

En algunos países para evitar las altas tasas de contagio y el colapso de hospitales, la PCR negativa no bastará como certificado covid. Además, muchas empresas obligarán a sus trabajadores no vacunados a realizarse pruebas semanales. También se procederá al cierre de algunos lugares públicos.

Hay motivos de sobra para ello. Esta semana en los 52 países del continente se ha contabilizado una media diaria de 4.210 muerte, según informes oficiales. No obstante, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que los números reales de víctimas de esta pandemia están muy por encima.

El infierno de Rusia

El país más afectado es Rusia, que registra cerca del 30% del total de los decesos registrados en la región, con una media de 1.246 cada jornada. En total, el Kremlin contabiliza 269.057 fallecidos desde que se dio el primer caso a principios de 2020, pero, según la agencia nacional de estadísticas Rosstat, los muertos rozaban los 450.000 a finales de septiembre.

Detrás de Rusia están Reino Unido (144.286) e Italia (133.415). En Alemania, donde la pandemia ha resurgido con fuerza debido en gran parte a la lentitud de la vacunación, este jueves se superó la barrera de los 100.000 fallecidos y se registró un récord de infecciones diarias, al superar las 75.000.

En la Unión Europea en este momento, un 67,7% de la población ha recibido al menos dos dosis de la vacuna, aunque las diferencias son notorias. Según cifras del martes, solo el 24,2% de los búlgaros están inmunizados, frente al 86,7% de los portugueses.

La OMS aventura un resurgimiento del covid-19 que provocará 700.000 muertos adicionales de aquí a marzo si la tendencia actual continúa. Por tanto, para primavera el total de decesos llegará a 2,2 millones. Europa debe tomar «urgentemente» medidas para intentar frenar esta ola, advirtió, por su parte, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), agencia sanitaria de la UE encargada de las epidemias.