Trump cumple su amenaza contra Twitter

28/05/2020

El presidente de EE UU prepara una orden ejecutiva que impedirá a las plataformas digitales regular el discurso de los usuarios.

ETIQUETAS:

No tardó en llegar. En año electoral y sin poder llenar estadios debido a la pandemia, a Donald Trump la batalla contra Twitter «le ha venido como anillo al dedo», admitió Jason Miller, director de comunicación de su campaña electoral en 2016. «Esto es básicamente un gran regalo».

Desde que el martes la plataforma decidió cuestionar los tuits en los que calificaba de fraude seguro el voto por correo, pidiendo a los usuarios que se informaran a través de un enlace proporcionado, el presidente prometió «regularla fuertemente o cerrar» la empresa. Esto último aún no se ha materializado, pero lo primero se esperaba este jueves con una orden ejecutiva de la Casa Blanca, en la que elimina la inmunidad de las redes sociales ante posibles demandas por lo que cuelguen los usuarios.

Con ella conminará al Departamento de Comercio a redefinir un párrafo de la sección 230 de una ley crítica de 1996 que permite a las plataformas digitales regular el abuso que ocurra en ellas y a la Federal Trade Commision, una agencia independiente, a investigar si las acusaciones de sesgo político son correctas. Medidas que ha hecho estremecer a todo Silicon Valley, porque el contenido legal que intenta redefinir se ha considerado siempre como «las veintiséis palabras que crearon internet», han dicho los expertos.

Según los que conocen la orden ejecutiva, que sin duda será retada en los tribunales, el texto considera que las compañías que han creado esas plataformas no actúan de buena fe, sino que ejercen un sesgo contra las ideas conservadoras. «En un país que ha atesorado durante mucho tiempo la libertad de expresión no podemos permitir que un limitado número de plataformas on line elijan el discurso que los estadounidenses quiere expresar en las redes», argumenta la Casa Blanca en el texto.

Mar Zuckerberg está de su parte. El fundador de Facebook considera que las redes sociales no deberían cuestionar el discurso político, que es «la parte más sensible de una democracia», dijo a la cadena CNBC. «No creo que ni Facebook ni ninguna otra plataforma de internet en general deban ser árbitros de la verdad», insistió.

Amenazas de muerte

El fundador de Twitter, sin embargo, no cree que eso sea lo que su plataforma hacía cuando cuestionó la afirmación del presidente de que todo el voto por correo será fraudulento. «Continuaremos indicando aquello que es incorrecto o es información cuestionada», redobló Jack Dorsey, jefe ejecutivo. «Eso no nos convierte en ‘árbitros de la verdad’. Nuestra intención es conectar los puntos de las declaraciones en conflicto para que la gente juzgue por sí misma. Y por favor, dejad a nuestros empleados fuera de esto».

Se refería al encargado de velar por la integridad de Twitter, a quien la asesora de comunicación de la Casa Blanca Kellyanne Conway ha identificado con nombre y apellido en la cadena Fox News, donde ha pedido a sus seguidores que vayan tras de él en las redes sociales «a despertarle», porque es alguien «horrible». Inmediatamente, las personalidades de la ultraderecha difundieron información suya y ya ha recibido un torrente de amenazas de muerte.

La clave de todo esto la dio, más tarde, la portavoz del Congreso y presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, cuando le preguntaron por ello en la cadena MSNBC. «No voy a entrar en eso. La gente está muriendo y todo lo que los medios quieren saber es sobre el último truco publicitario del presidente. Eso es una victoria para él», contraatacó. «Cada vez que la información del día no le es favorable crea otro».