Sabotaje de los gasoductos de Rusia Nord Stream 1 y 2

ATLAS ESPAÑA

Enormes burbujas de gas, algunas de más de un kilómetro de diámetro, emergen en el Báltico y las sospechas de que se trate de acciones deliberadas y no accidentales se extienden. Sabotaje, dice la primera ministra sueca. Los mismo el titular de Exteriores polaco: "sabotaje", que pide "una investigación internacional" de lo ocurrido. Desde Estados Unidos, el secretario de Estado asegura "hay informes iniciales que indican que puede ser el resultado de un ataque o algún tipo de sabotaje, pero no lo hemos confirmado todavía". La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen anuncia la "respuesta más fuerte posible ante cualquier ataque a la infraestructura energética europea". Las tuberías del Nord Stream 1 y 2, se han roto en tres tramos después de que los sismógrafos daneses detectaran extraños temblores. Los expertos no dan crédito a la versión de un accidente. Las fugas han obligado a restringir la navegación y no se puede sobrevolar la zona por el peligro de este escape altamente inflamable. Fugas que, en principio, no deberían afectar a los suministros a Europa porque a estas alturas Rusia ya no estaba bombeando gas.-Redacción-