Rusia enviará misiles antiaéreos a Siria

24/09/2018

Rusia proporcionará a Siria un sistema de misiles antiaéreos S-300 en las próximas dos semanas, según ha anunciado este lunes el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, que ha vinculado la decisión al derribo la semana pasada de un avión ruso.

La defensa antiaérea siria derribó el pasado 17 de septiembre un avión de reconocimiento ruso Ilyushin IL-20, con 15 militares a bordo, cerca de la costa siria. Rusia responsabilizó del derribo a Israel, ya que en el momento del disparo por parte de la defensa antiaérea siria había cuatro F-16 israelíes que estaban operando en la zona.

«Perfectamente conscientes de la situación aérea, las tripulaciones israelíes utilizaron como escudo el avión ruso, lo que derivó en su derribo y en la muerte de 15 militares», ha recordado el ministro, citado por la agencia rusa Sputnik.

Shoigu ha sostenido que el incidente «obliga a tomar medidas pertinentes para incrementar la seguridad de los efectivos rusos que están luchando contra el terrorismo internacional en Siria».

Por ello, ha dicho, «en el plazo de dos semanas, entregaremos al Ejército de Siria un moderno sistema de misiles antiaéreos S-300 que es capaz de destruir varios blancos a la vez a una distancia de más de 250 kilómetros».

El ministro de Defensa ha dicho que Rusia había suspendido el suministro del S-300 a Siria a petición de Israel en 2013, cuando ya estaba listo para el envío y a pesar de que los militares sirios ya se habían entrenado para manejarlo. «Ahora la situación ha cambiado, y no es culpa nuestra», ha recalcado.

Por otra parte, Shoigu ha indicado que los centros de mando de defensa antiaérea siria recibirán equipos de control automatizados que en estos momentos solo tiene Rusia.

«Los centros de mando de las unidades sirias y centros de defensa antiaérea estarán equipados con sistemas de control automatizados que se suministran únicamente a las Fuerzas Armadas de Rusia», ha explicado.

Según el ministro, estos equipos permitirán identificar a las aeronaves rusas, garantizar el control centralizado de todas las fuerzas y medios de defensa antiaérea de Siria, así como supervisar la situación aérea.