La céntrica calle de Oxford Streee, en Londres, concurrida de viandantes y muchos si mascarrilla. / Toby Melville/ Reuters

Reino Unido prevé hasta 100.000 contagios diarios por covid-19

El Gobierno de Johnson refuerza el programa de vacunación y adquiere antivirales orales para afrontar el reto invernal

LOURDES GÓMEZ Corresponsal en Londres

El Gobierno de Boris Johnson confía en la prolongación del programa de vacunación y el suministro de pastillas antivirales para hacer frente a la nueva escalada de infecciones de coronavirus. «Puede llegar hasta los 100.000 casos diarios», admitió el ministro de Sanidad, Sajid Javid, tras señalar en una conferencia de prensa televisada que siempre supieron «que los meses de invierno son los más arriesgados para nuestro camino hacia la recuperación».

Javid respondió así a las múltiples voces del sector médico que piden la reintroducción en Inglaterra de medidas preventivas que frenen esta última oleada de la pandemia. Este viernes otras 49.139 personas dieron positivo en el Reino Unido, con un aumento semanal por encima del 16% y una tasa mundial que solo superada Estados Unidos, según la Universidad Johns Hopkins. Cerca de 8.000 pacientes seguían ingresados en una jornada en que se registraron 223 defunciones confirmadas. «La pandemia no ha concluido. El vínculo entre infecciones, hospitalización y muerte se ha debilitado, pero no se ha roto. El virus continúa siendo una amenaza», obvió el ministro.

Pese a la curva ascendente, el Ejecutivo conservador se resiste a echar el freno legal. Javid defendió que no hay urgencia ni necesidad de activar la estrategia alternativa o 'plan B' para el invierno. Solo compete a Inglaterra e incluye restricciones legales que se levantaron en julio –como usar mascarilla en el transporte público o la obligación de presentar un pasaporte covid en discotecas y otros espacios de ocio concurridos–, que ya se exigen en Escocia y Gales. Además, se recomendaría de nuevo trabajar en casa siempre que fuera posible a fin de reducir los contactos físicos. Pero, como señaló Javid, «ninguno queremos retroceder ahora».

«Estaremos vigilantes»

«No implementaremos el 'plan B' de medidas de contingencia en este momento. Estaremos vigilantes, preparados a cualquier eventualidad, al tiempo que reforzamos nuestras defensas vitales que pueden ayudarnos a combatir el virus», dijo. El ministro desoyó a gestores clínicos y representantes del Servicio Nacional de Salud (NHS), que piden acción para evitar el desbordamiento de hospitales y centros de urgencia en el invierno.

«Vemos inquietantes aumentos de casos de coronavirus cuando el NHS está preparándose para la intensa actividad del invierno, con el personal agotado… Ya es hora de que el Gobierno ejecute su 'plan B' sin más demora», instó Matthew Taylor, director de la Confederación del NHS. Este organismo nacional cree imprescindible la definición de un 'plan B plus' contra el coronavirus ante la inevitable crisis que anticipa cuando bajen las temperaturas.

El Gobierno apuesta en cambio por la ciencia y la colaboración de la población. Ayer anunció la adquisición de unas 730.000 dosis de antivirales orales de las farmacéuticas Pfizer y Merck. Ambos productos –PF-07321332/Ritonavir, del grupo estadounidense, y Molnupiravir, del alemán MSD– están en avanzadas fases de ensayos, con resultados positivos en prevención y reducción del riesgo de hospitalización o muerte por coronavirus. La licencia británica podría aprobarse antes de final de año, según adelantó Javid antes de proclamar que el Reino Unido «será el primer país del mundo» con suministros de los primeros antivirales específicamente elaborados para tratar la pandemia del siglo XXI.