Rajoy transmite las condolencias a Portugal

18/06/2017

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha trasmitido en un telegrama de condolencias remitido al primer ministro de la República Portuguesa, Antonio Costa, la honda tristeza y el dolor del Ejecutivo y del pueblo español por las víctimas del incendio en Pedrógão Grande, en el centro de Portugal.

ETIQUETAS:

"Quisiera hacerle llegar, en estos momentos de dolor, la solidaridad y las condolencias del Gobierno y del pueblo español por las personas fallecidas, que ruego que traslade a sus familiares y amigos, así como nuestros mejores deseos de restablecimiento para los heridos", indica el presidente español.

El telegrama expresa el convencimiento de que "Portugal podrá contar con España para todo lo que precise en este difícil momento".

"España, país vecino y hermano, está al lado de Portugal para cooperar en las labores de extinción del incendio, así como para apoyar a las autoridades de protección civil", añade esta comunicación.

Rajoy ha hablado esta mañana por teléfono con el primer ministro portugués, António Costa, a quien ha ofrecido el apoyo y la colaboración de España ante la tragedia de Pedrógão Grande, han informado a Efe fuentes del Gobierno.

Según estas fuentes, los ministros del Interior, Juan Ignacio Zoido, y de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, están en contacto permanente con sus homólogos portugueses para ofrecerles también lo que necesiten en sus respectivas áreas.

Previamente a la conversación telefónica con el primer ministro luso, Rajoy le había enviado un mensaje a su cuenta personal a través de Twitter, mostrándose "sobrecogido" por la tragedia y expresando su "solidaridad, apoyo y cariño" al pueblo portugués.

El número de víctimas mortales en el incendio de Pedrógão Grande, del que aún se desconocen las causas, se eleva ya a 62, mientras que los heridos ascienden a 57 personas, según los últimos datos oficiales proporcionadas por el Gobierno luso.

Del total de fallecidos, al menos 18 perecieron en sus coches en una carretera que une los municipios de Figueiró dos Vinhos y Castanheira de Pera, en el distrito de Leiria, donde "familias enteras" quedaron atrapadas por el avance de las llamas.