Peregrinos en Tailandia se insertan cuchillos y clavos en la boca para purgar sus pecados

ATLAS ESPAÑA

Tras dos años de parón por la pandemia de COVID, la devoción ha regresado a la isla de Phuket, en Tailandia, a través de toda una semana de rituales sagrados con motivo del festival vegetariano anual. Los peregrinos de la comunidad china se insertan cuchillos y clavos en la boca para purgar sus pecados y caminan sobre ascuas encendidas para purificar sus almas y demostrar su fervor absoluto. También existe la creencia de que abstenerse de comer carne, tener relaciones sexuales y beber alcohol durante el noveno mes lunar del calendario chino ayuda a conseguir mejor salud y paz mental. -Redacción-